Jorge Rodríguez

Campaña

21.oct.2016 / 12:14 am / 1 Comentario

2V0B6402

Caracas, 20 de octubre de 2016.-  Tras la notificación emitida por el Consejo Nacional Electoral (CNE), en la que se informa al país, que la convocatoria para la recolección del 20% de manifestaciones de voluntades para la activación de un referendo revocatorio en contra del presidente de la República, Nicolás Maduro queda suspendida hasta que no exista una nueva orden judicial que permita continuar con el proceso, Jorge Rodríguez, destacó que el revocatorio se encuentra en “sesión de cierre”.

Las acciones implementadas por el Poder Electoral obedecen a las medidas precautelativas que ordenan posponer cualquier acto que pudiera haberse generado como consecuencia de la recolección de 1% de firmas, y dictaminadas por los tribunales penales de 5 estados del país tras la admisión de recursos por los delitos de falsa atestación ante funcionario público, aprovechamiento de acto falso y suministros de datos falsos al Poder Electoral.

Ante este escenario y durante su alocución semanal en “La Política en el Diván”, Rodríguez enfatizó que dicho proceso “murió al nacer y no lo mató el Presidente de la República Nicolás Maduro, ni los chavistas, lo mató los que lo convocaron a destiempo, los que hicieron fraude y mentiras”, al momento que explicó que psicológicamente se le llama “cierre” a un evento humano o social que culmina debido a un proceso de cambio o de transición, al cual se le debe dejar atrás para poder avanzar o evolucionar. “La oposición debe dejar atrás el revocatorio”, exclamó.

2V0B6395

Los procesos por el cual ha pasado el revocatorio, evidencian su propia “muerte”. La solicitud a destiempo y los fraudes cometidos durante la recolección del 1% dirigieron el cometido de la MUD a su propio fracaso.

Las señales de mentira y fraude que destacaron los políticos de la derecha venezolana durante el proceso del RR, hicieron deducir a Rodríguez que su verdadera intención era derrocar un gobierno constitucional a través de la mentira.

2V0B6430

“Ustedes saben que no había ninguna intención de convocar a un referendo revocatorio, ustedes pudieron solicitar el referendo en su debido tiempo pero no lo hicieron, lo que realmente querían era tumbar la Revolución a través de la mentira y la tergiversación”, puntualizó Jorge Rodríguez.

Luego de que más de 190 mil firmas no fueran debidamente validadas durante el tiempo correspondiente y se encontraran más de 20 mil rúbricas fraudulentas, los tribunales penales de los estados Carabobo, Aragua, Bolívar, Monagas y Apure, anularon por fraude el proceso de la recolección de firmas, priorizando las demandas que realizaron multitudes de venezolanos a estas instancias públicas.

2V0B6451

“Si ustedes falsifican una firma durante una votación, en Canadá, Suiza o Estados Unidos la pena se paga con más de 8 años de cárcel”, precisó el también Alcalde de Caracas.

Es necesario destacar que la Constitución de Venezuela es una de las tres en el mundo que contempla la posibilidad de revocar el mandato de un Presidente electo constitucionalmente.  “Lo que nos corresponde a este reclamo de justicia es acatarlo, así como lo hizo Chávez luego de que el sobornado Tribunal Supremo de Justicia de aquella época anunciara que no hubo golpe de Estado en el 2002”, declaró Rodríguez.

2V0B6492

 

Comentarios

21.oct.2016 05:41 pm
Jose Alberto Plaza Guerra (Distrito Capital) dijo:

Lo felicito no me pierdo su programa me gusto mucho la explicasion de anoche me gustaría tener el concepto ese que aparece de tras de usted gracias programa de Anoche 20/10/2016

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.