Jorge Rodríguez

Gestión

22.jun.2015 / 03:05 pm / Haga un comentario

Caracas, 22 de junio de 2015.- Un carismático hombre, de expresión corporal un poco jocosa, con una sonrisa noble y juguetona, tal y como él mismo lo expresa “Yo soy juguetólogo”, es la primera persona que se puede visualizar al llegar a la entrada del popular paseo Anauco, quien es el caraqueño, Jesús Roberto Marcano.

A sus diez años, en pleno estudió de educación primaria, Jesús cuenta que pasaba por las carpinterías a recoger recortes de madera y con palitos de escoba hacía las ruedas y les vendía a sus compañeros los carritos; esto fue el primer indicio que la vida dio a este personaje como muestra de lo que sería después de unos años.

Imagen de previsualización de YouTube

A los 64 años se puede decir que es un amante de las artes plásticas con énfasis en el juguete. “Soy juguetólogo, porque es el arte de explorar y ver que son los juguetes para los niños, siempre estoy en una completa investigación de todo los movimientos de los juegos de lógica, de los juegos de mente”, señaló Marcano.

Marcano expresó, que su profesión es como cualquier otra, sin embargo, no todo el mundo puede emprender esta carrera, si no lo lleva en la sangre, si no siente amor por la creación, por los niños, por el arte.

La meta del artista es educar, enseñar todo lo que sabe, indicó que no quiere llevárselo a ningún lado, quiere dejarlo aquí en la cabeza y corazón de todos los interesados, de manera que su legado sea el mejor recuerdo para todos los niños, niñas y adultos que hayan pasado por su cátedra.

Entretanto, existe una tecnología que esta arrasando con la creatividad de los pequeños de la casa, sin embargo, este artista plástico, trabaja para combatir el desinterés que abunda en el mundo, dictando talleres en las comunidades, escuelas y liceos.

Su lugar de trabajo se llama Taller Santa, pues en diciembre aprovecha su larga barba blanca y su habilidad de hacer juguetes para vestirse de San Nicolás; y así llevar regalos a los más pequeños de las comunidades, los hospitales, plazas, entre otros lugares.

De igual forma, Marcano considera que para él lo más importante al regalar un juguete, es la sonrisa de un niño. “Ese gesto te deja tanta alegría y no puedes expresarla. Manifiesto esa alegría con más amor por mi trabajo, en cada creación que realizo. Pienso en los pequeños de la casa y también en sus padres”.

Entre los materiales que utiliza para lograr las hermosas piezas, se encuentran los de desecho, MDF, recortes que quedan en algunas carpinterías de amigos y conocidos. En cuanto a los colores que emplea en sus obras, utiliza pintura al frío de colores vivos y anilina para lograr colores más tenues y matizados.

“Me metí en ese mundo de colores, texturas y formas a los 10 años. Desde esa edad, comencé a soñar, a crear, a interesarme por ese mundo de la artesanía”, reseñó Marcano.

Asimismo, Jesús Marcano continúa a diario con proyectos mediante Encuentros Nacionales de Jugueteros y Jugueteras en el territorio nacional; así como en otros espacios, donde la reflexión siempre apunta en extender la necesidad de impulsar la juguetería tradicional.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.