Jorge Rodríguez

Gestión

11.jun.2015 / 03:05 pm / Haga un comentario

8

Caracas, 11 de junio 2015.- En la primera década del siglo XX y durante el gobierno del general Cipriano Castro, se decretó la construcción de un nuevo recinto para el entretenimiento y eventos culturales de Caracas, en virtud de que “hacía falta para que actores venezolanos tuvieran el medio adecuado para exhibir sus habilidades y expresar el fruto de su inteligencia”, según está contemplado en el decreto del Ejecutivo el 23 de junio de 1904. Este nuevo coliseo se denominó Teatro Nacional.

Es así como se inicia el proceso de modernización de la ciudad en cuanto a edificaciones. La construcción del edificio fue por parte del arquitecto Alejandro Chataing, autor de los planos y a quien se le encomendó la ejecución y dirección de la obra, el afamado pintor Antonio Herrera Toro, el escultor español Ángel Cabré y el maestro ebanista venezolano, Jesús María Jiménez. 

El edificio fue construido bajo un estilo correspondiente a la arquitectura francesa, con una superficie total de mil 300 metros cuadrados. A celebrarse 111 años de su construcción el pueblo aún disfruta de sus instalaciones.

La fachada principal del espacio cultural se compone de dos grandes pilones formados como elementos, adornados de grandes grupos que representan la comedia y la tragedia, ornamentación que realizó el escultor Cabré.

11

Las fachadas laterales son del mismo estilo: los cimientos se hicieron de concreto; los muros de mampostería, ladrillos, morteros de cal, cemento, el armazón interior de hierro; el techo de hierro doble galvanizado, y el pavimento de madera y mosaico. Cabe resaltar que todo el edificio esta encadenado, razón por la cual el Teatro no sufrió con el terremoto de 1967.

La sala principal en forma de herradura, tiene 15 metros de diámetro y está compuesta por tres pisos, donde se distribuyeron las localidades aptas para recibir cientos de asistentes. El plafón central del techo de la sala está compuesto por cuatro grandes cuadros, pintados por Antonio Herrera Toro, que representan: la danza, la música, la comedia y la tragedia. Además de la sala principal, Herrera Toro decoró también la sala de espera y el foyer; el maestro ebanista Jiménez trabajó en lo que es el vestíbulo y otros espacios.

10

La inauguración del Teatro Nacional se efectuó la noche del 11 de junio de 1905, a un año de la fecha en que fue decretada su construcción.

Todavía queda el eco de los aplausos, risas y alegrías de las personas que han pisado el lugar con la intención de vivir una experiencia llena de emoción y regocijo, así como también los que van a llorar y formar parte del drama que ofrece en cada función.

El recinto cultural, ha sido escenario de diversas muestras artísticas, óperas, zarzuelas, musicales, festivales, obras para adultos y niños, demás puestas en escena de diversos temas.

7

Con la llegada de la Revolución Bolivariana empezó un proceso de recuperación de espacios históricos que a través de la Alcaldía de Caracas, liderada por el Dr. Jorge Rodríguez Gómez, dio comienzo a un proceso de restauración cíclica a estos espacios, manteniendo y conservando el patrimonio cultural que ilumina a la ciudad capital y alimenta su historia.

Es necesario mencionar la diferencia extrema que sufre el Teatro en nuestros días, comparándolo con los tiempos de la cuarta República en donde las artes escénicas eran exclusivas para el disfrute de la clase alta, dejando de lado al pueblo humilde, bloqueando así su proceso de aprendizaje cultural y frenando el alcance de las artes.

3

A 15 años del socialismo en Venezuela la importancia del talento artístico se ha visto multiplicado y con los precios accesibles se abrieron las puertas de los distintos teatros, los cuales se mantuvieron ajenos al estatus social, permitiendo la procedencia de sus visitantes por primera vez desde su apertura.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.