Jorge Rodríguez

Gestión

29.may.2015 / 02:20 pm / Haga un comentario

Caracas, 22 de mayo de 2015.- En pleno corazón de Caracas, se pueden observar las largas y enigmáticas escalinatas como un pasaje curioso para toparse con la amplia gama de opciones que ofrece actualmente el Parque Ezequiel Zamora, antiguamente conocido como El Calvario.

Este lugar ubicado en el Municipio Bolivariano Libertador, fue inaugurado en el año 1883 por el presidente de aquel entonces Antonio Guzmán Blanco y luego de 20 años desmantelado rotundamente, cayendo en el olvido de gobiernos anteriores que aminoraron importancia a este emblemático espacio.

Imagen de previsualización de YouTube

De esta manera, se notó en ese tiempo que los habitantes de Caracas también se arroparon con el desprendimiento, dejando atrás la idiosincrasia de algo que les correspondía disfrutar por ser parte del Patrimonio Nacional.

 Su pintoresca composición en el año 2010 por decisión del Alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, siguiendo los lineamientos del Comandante Eterno Hugo Chávez, fue reconstruida ofreciendo actualmente un sinfín de hermosas vistas y lugares para la distracción de todas las caraqueñas, caraqueños y visitantes.

Este parque es el primer paseo urbano creado en el país, caracterizado por la expresión de paisajismo, renacimiento y el manierismo italiano en sus arcos, piedras, barandas y bancos, el barroco francés y el postmodernismo de finales del siglo XX.

El aire que se respira es histórico, espiritual y armonioso; se puede observar en los rostros de los que por allí caminan; las cargas se dejan afuera, este espacio se adecua para liberar el estrés; un libro, una canción, un café y una buena compañía es lo único necesario para desligarse de la agitada ciudad y aliarse con el pensamiento y la calma que brinda este sitio.

José Gregorio Rondón, habitante de Caracas y fiel visitante del Parque Ezequiel Zamora, agregó que “me siento orgulloso de tener este parque en el centro de la ciudad, y agradecido con el Alcalde del Municipio Libertador, Jorge Rodríguez, por el trabajo de recuperación anhelada que emprendió (…) El parque El Calvario es un parque ambiental que ofrece espiritualidad, podemos embriagarnos de felicidad aquí por las diferentes estatuarias y la visión a la ciudad que da para remontarnos a nuestro pasado”, señaló.

El exuberante espacio cuenta con el Arco de La Federación, Escalinatas, Pedestal de Ezequiel Zamora, Monumento de Simón Bolívar, Plaza El Parnaso, escultura de Teresa Carreño, Capilla Nuestra Señora de Lourdes, Cacique Guaicaipuro, La Mujer del Calvario, Café Venezuela y otros elementos decorativos que se pueden apreciar en este parque.

También se puede tomar un tren gratuito, donde los visitantes consiguen disfrutar de un agradable paseo y este lleva luego hasta la parte superior, donde está ubicado el Café Venezuela y la hermosa Capilla de Lourdes, a su vez, ofrece un espacio para estacionar los vehículos particulares.

Un parque infantil cerca de la estatua de Bolívar, se llena de gritos, risas y juegos de niñas y niños que disfrutan libremente de los columpios, toboganes y afines, dejando huellas de niñez que se alían con el sonido de las fuentes rebosando tranquilidad y paz; por un lado se sitúa la inocencia, por otro la sabiduría de personas de la tercera edad que por allí transitan.

 Pero el parque no acaba allí,  se puede continuar recorriendo los frondosos y muy limpios caminos llenos de paz y seguridad, este cuenta con un módulo permanente de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), que está presto para garantizar la seguridad de los visitantes.

Luego de presenciar la incertidumbre del inhóspito transcurrir histórico, este lugar se convirtió en el acogedor y perfecto escenario para la humanidad y el compartir de todos los caraqueños y caraqueñas, que durante muchos años anhelaban con contar con lugares de este tipo.

 

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.