Jorge Rodríguez

Alcaldía

22.feb.2015 / 03:52 pm / Haga un comentario

Caracas, 18 de febrero del 2015.- Cuando la Alcaldía de Caracas creó el Plan de Convivencia y Paz, lo hizo como una estrategia práctica que juntara actividades deportivas, recreativas y culturales que permitieran fomentar una nueva cultura de armonía y respeto entre los habitantes de los distintos sectores que conforman el Municipio Bolivariano Libertador, disminuyendo de ese modo, los hechos de violencia y la apatía de las comunidades.

Bajo esa consigna, la Gestión General de Asuntos Sociopolíticos de la Alcaldía de Caracas, realizó una Encuesta de Alcance e Impacto del Plan de Convivencia y Paz (EAIPCP) a 391 personas distribuidas en los ocho sectores que conforman el corredor Fabricio Ojeda de la parroquia Sucre con el objetivo de conocer el impacto que ha tenido este plan en está popular zona del oeste caraqueño.

Los resultados asomados en este estudio de opinión de carácter exploratorio en los sectores Alí Primera, Vista Hermosa, El Cardón- Mulatal, Tamanaquito, Nueva Esparta, Oropeza Castillo, La Cubana y Fabricio Ojeda, son asombrosos. Muestra de ello es que de cada 10 entrevistadas o entrevistados, 8 conocen o han participado en las distintas actividades que el Plan de Convivencia y Paz ha desarrollado en sus sectores.

Otro de los aspectos relevantes es la cantidad de viviendas que se encuentran en cada uno de estos lugares. En total, son 12 mil 424 los hogares que están dentro de este corredor que la Gran Misión Barrio Nuevo Barrio Tricolor (GMBNBT), definió y catalogó dependiendo de sus características geográficas.

Un Plan participativo

Con la ejecución de dicho plan, se pretende garantizar la inclusión, participación, producción, ecología y la construcción de obras o espacios deportivos y educativos que permitan atender las necesidades que presenta cada una de las comunidades.

En ese aspecto, de una base de 186 personas, 7 de cada 10 considera que los hechos violentos dentro de su comunidad se han reducido en un 73%, lo que da a entender que el impacto a corto plazo, se ha logrado.

 

Miguel Vicente Patacaliente, Caracas Rueda Libre, talleres comunitarios de concienciación, jornadas de salud, cayapas socialistas y cine en el barrio, son algunas de las actividades culturales y recreativas que se efectúan constantemente en estas zonas en pro de un mejoramiento en la calidad de vida de caraqueñas y caraqueños.

Otra de las interrogantes que conforman la Encuesta de Alcance e Impacto del Plan de Convivencia y Paz (EAIPCP), es referente a ¿Cual es el organismo del Estado que participa de forma más activa en su comunidad?.

En ella, 6 de cada 10 personas reconoce que la Alcaldía de Caracas es el ente gubernamental más preocupado por su sector, lo que da como resultado un 38% total. En un 22% se encuentra el Gobierno del Distrito Capital (GDC) y el 40 del porcentaje restante, se divide entre las distintas Misiones Sociales y ministerios de la República.

Mucho en poco tiempo

Sin duda, con la implementación de este plan, se ha logrado ir alcanzando a pasos agigantados, la “Ciudad Comunal para el Buen Vivir” que deseaba el Comandante Eterno Hugo Chávez que se convirtiera Caracas.

En eso coincide Ámbar Isaza, quien es enlace parroquial de la Alcaldía de Caracas en el sector de Gramoven. “Aquí en el corredor Fabricio Ojeda no solo ha llegado a las comunidades el Plan de Convivencia y Paz, también las escuelas se han beneficiado con estas actividades diarias que buscan seguir disminuyendo los índices delictivos y de intolerancia”.

Para lograr cumplir con este proyecto, el mismo Poder Popular ha realizado varios murales que tienen como objetivo crear conciencia en la población catiense. “Este plan ideado por el Alcalde Jorge Rodríguez ha permitido crear las condiciones para que paulatinamente, siga descendiendo la violencia y las malas costumbres” aseguró.

Sin embargo, ese apoyo ofrecido por el ejecutivo regional ha permitido que sean ellos mismos, quienes se hagan a cargo de la masificación cultural y deportiva.

“Las organizaciones sociales son las han creado las condiciones necesarias para que el Plan de Convivencia y Paz se mantenga activo dentro del corredor de manera, a diferencia de otros sectores donde es el Estado el principal promotor” cerró la enlace parroquial de la Alcaldía de Caracas en Gramoven.

Rosa Acevedo piensa algo parecido. Para esta caraqueña integrante del Consejo Comunal Las Revolucionarias del sector de Barrio Alí Primera, del corredor Fabricio Ojeda-Nuevo Horizonte, considera que se ha logrado bastante pero “todavía falta”.

“Aquí se han llevado a cabo diversos encuentros recreativos que han permitido crear opciones de encuentro para la comunidad. Poco a poco, la municipalidad se ha ido contagiando con las actividades que se ofrecen pero, todavía es necesario intensificar esfuerzos que permitan seguir disminuyendo los malos hábitos. Para que sea posible, deben ofrecerse más herramientas” aseguró Acevedo.

Sin duda alguna, el Plan de Convivencia y Paz ha hecho posible un cambio positivo y palpable en cada uno de los 8 sectores que conforman este Corredor pero, los esfuerzos deben ser intensificados para que el Buen Vivir del pueblo pueda seguir siendo posible. En Caracas, lo bueno se pone mejor.

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.