Jorge Rodríguez

Alcaldía / Gestión

23.ene.2015 / 04:40 pm / Haga un comentario

Caracas, 23 de enero de 2015.- Se emprende una mañana solemne, con alborotos en las calles de Caracas repletas de multitud, retumbando de emoción, entre pancartas, recuadros, fotos, afiches, gente muy colorida y gozosa, con sus sombreros y símbolos del Comandante Eterno Hugo Chávez Frías, grupos musicales estremecidos con sus tambores y maracas, siendo todas y todos piezas fundamentales de la conmemoración del combatiente revolucionario Fabricio Ojeda y todos los caídos en la década de los 60,70, 80 y 90.

El Alcalde Jorge Rodríguez, hizo presencia en honorable compañía del político activista de izquierda de la época de los años 60 hasta la actualidad, José Vicente Rangel, quienes fueron recibidos por el pueblo capitalino con un impetuoso aplauso, donde solo desbordaba la alegría de todos los presentes.

Imagen de previsualización de YouTube

Los familiares y amigos procedieron a dejar en la estatua de Fabricio Ojeda, las ofrendas, coronas y flores, con la deslizante danza de un grupo de bailarinas y sonidos instrumentales al fondo, de parte de los músicos de la Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas (OSMC), quien estaba encabezado por Antonio Kanh (Guitarrista), José Luis Medina (Flautista), y Melinda Vivas quien interpretó “La Cantata de Fabricio Ojeda”, con su formidable melodía.

Garrido Ojeda agregó que agradecía encontrarse en una plaza realizada en honor a su antecesor y que está fuese recuperada para todo los habitantes de la ciudad capital. “La Revolución Bolivariana reivindica el nombre de Fabricio Ojeda. Pero lo importante es que este fue un espacio para el disfrute de las familias y sobre eso está que al tener el nombre de mi abuelo, las personas buscarán saber quién era él, cuál fue su pensamiento y su lucha” cerró.

“Me siento muy feliz ante todo porque soy bailarina y cultora de este país, gracias a nuestra revolución, se está viendo lo que antes no se veía, me siento contenta en un acto como este conmemorando a Fabricio Ojeda, uno de nuestros caídos, de nuestros mártires, que nos está ayudando desde el más allá, con nuestro comandante para que sigamos emprendiendo esta revolución”

De esta manera, comenzó “la marcha de los invictos” junto a todo el pueblo revolucionario potente, con personas en cada esquina de la gigante bandera de Venezuela, y cultores de las comunidades cercanas, caminaron todos al ritmo de los tambores, por toda la av. Sucre hasta llegar a las cercanías de las escalitas del emblemático Parque El Calvario, donde el pueblo pudo escuchar los discursos de los diversos mandatarios.

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.