Jorge Rodríguez

Alcaldía

3.dic.2014 / 04:12 pm / Haga un comentario

Caracas, 02 de diciembre de 2014.- Rayos de luces resplandecientes se entrelazaron entre las nubes grises del cielo para comenzar una nueva jornada del Festival Latinoamericano de Música “Suena Caracas” 2014 en las adyacencias de la Plaza El Venezolano, donde 52 parejas protagonizaron un espectáculo de calle acompañados de música tradicional venezolana para celebrar los 100 años del Alma Llanera y del Joropo.

En este sentido, la alegría y euforia se desplazaron por las calles del Casco Histórico de Caracas hasta llegar a “Ciudad Música”, espacio público recuperado por el Alcalde del Municipio Bolivariano Libertador, Jorge Rodríguez que sirvió como escenario para dar inicio a un concierto llanero con lo mejor de los exponentes venezolanos.

Imagen de previsualización de YouTube

El espectáculo inició pasadas las 05:00 de la tarde cuando el singular sonido de la trompeta, violín y cuatro se fusionaron al compás del “Potrillo”, quien se encargó de cautivar a todas y todos con lo mejor de su repertorio musical.

Durante su presentación, dijo soñar con la posibilidad de quedarse en Caracas; pues a su juicio el pueblo venezolano lo ha tratado de “maravilla”. Sin embargo, se mostró agradecido con el Presidente de la República, Nicolás Maduro; el coordinador general del Festival “Suena Caracas”, Nicolás Maduro Guerra y el Alcalde Jorge Rodríguez, por haberle permitido estar en esta explosión cultural.

Minutos más tarde la Diego Ibarra retumbó con el popurrí que ofreció “Rey Armas”, cantante de música llanera que se encargó de hacer que las citadinas y citadinos movieran sus pies al mejor ritmo del llano.

“Cuando decimos: Venezuela, se debe gritar con orgullo porque nos encontramos en el mejor país del mundo (…) Y gracias al Alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, por abrirme las puertas de esta ciudad que cuenta con un gran número de espacios públicos recuperados”, expresó Armas, antes de ofrecerle a toda su fanaticada un manojo de canciones de Simón Díaz y Reinaldo Armas, individualmente.

No obstante, allí no acabo todo. El solista que desde muy temprana edad estuvo involucrado con la música del llano, logrando causar conmoción en el público asistido cuando interpretó, el tema “Venezuela”, haciendo que los presentes alzaran sus manos con un movimiento muy particular durante un corto tiempo.

Por su parte, Cristina Maica, grabó su nombre en las tablas de “Música Ciudad”, como una de las figuras femeninas más representativas del folklore llanero. Éxitos, como: Perdóname y La vecina, respectivamente cautivaron a todos sus seguidores.

En escenario, Maica, fue otra de las tantas artistas que se mostró agradecida con el Mandatario Municipal, quien se encargó de invitar a un total de 137 agrupaciones de índole nacional e internacional para el disfrute del pueblo. “Qué bella se escucha la música venezolana en este ‘Suena Caracas’ (…) Gracias por estar acá acompañando y apoyando el talento nacional”, añadió.

Seguidamente, Caracas continuó de fiesta con la actuación musical de Cristóbal Jiménez, cantante oriundo de Apure – Manteca que se encargó de llevar su pasaje artístico a la Plaza Diego Ibarra, donde se apostó una multitud de personas desde tempranas horas de la tarde para su sano esparcimiento.

Temas como: Vestida de garza blanca, Una casita bella y Pasaje barinero, lograron hacer vibrar las cercanías del centro de Caracas. Este último sencillo causó nostalgia en los asistentes por tratarse de una canción que muchas veces llegó hacer coreada en varias oportunidades por el Comandante Eterno, Hugo Chávez Frías junto a Cristóbal Jiménez.

En consecuencia, el artista, pidió una fuerte ovación para el Festival Latinoamericano de Música, evento que se ha encargado de reunir más de 500 mil espectadores desde el pasado 28 de noviembre.

Inmediatamente, Fabiana Ochoa, se apoderó del escenario. Allí se mostró inquieta pero con las pilas bien puesta. Por lo que entonces logró ofrecer un concierto con la participación del público asistente. A las tablas subió tres parejas con el objetivo de realizar un concurso de baile, quedando como ganadora la última de ellas.

A partir de ese momento en la capital de Venezuela se prendió la parranda con la llegada de Luis Silva, quien cautivó a las niñas, niños, jóvenes y adultos mayores al mejor estilo musical. Entre tanto, se mostró generoso con todas las mujeres por ser madres luchadoras, en especial con las que hoy en día se encuentran en la dulce espera de su progenitor.

Con “Nena” invitó a Yeirin Vázquez, joven caraqueña de 21 años de edad que estima dar a luz en cuatro semanas. Fue tanta la emoción que su rosto fue cubierto con una sonrisa de punta a punta; pero a su vez empañado con el mar de lágrimas que derramó estando con Silva. “Fue una experiencia demasiado grande y de verdad que no me la esperaba este momento”, expresó Vázquez al bajar del escenario.

Esto dio paso para que el Alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, en compañía del coordinador general del Festival Latinoamericano de Música, Nicolás Maduro Guerra, se apersonara a la Diego Ibarra para inspeccionar el quinto día de esta explosión cultural. “Hermanas y hermanos esto ha sido una explosión de felicidad en todos los rincones de la ciudad”, manifestó Rodríguez.

Para cerrar con broche de oro, se presentó cerca de las 10:00 de la noche, Silvestre Dangond para deleitar a todos con sus mejores temas con el objetivo de aflorar en ellos la alegría.

Este miércoles 03 de diciembre se prevé la presentación de los grandes del merengue, entre ellos: Las Chicas del Cam, Omar Enrique, Bonny Cepeda, Elvis Crespo y Wilfredo Vargas, entre otros.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.