Jorge Rodríguez

Campaña

29.jul.2014 / 09:31 am / Haga un comentario

Caracas, 27 de julio de 2014.- En un domingo diferente, para salir de la rutina, miles de personas se dieron cita en la Plaza Diego Ibarra y al ritmo de la salsa bailaron hasta altas horas de la noche, en el marco de la celebración de los 447 años de la capital.

Mucho antes de las seis, la hora pautada, las personas fueron llegando para llenar completamente la remozada Plaza, esperando lo que sería la gran noche, lo mejor de la salsa y con un buen toque de merengue, los asistentes aplaudían y exclamaban a sus artistas preferidos.

Imagen de previsualización de YouTube

La apertura estuvo a cargo de la agrupación, Los Satélites de Venezuela, quienes con sus conocidas canciones cautivaron a todos, quienes no dudaron en corear las letras de este grupo.

El ambiente se encontraba festivo a espera del merenguero zuliano, Omar Enrique, quien minutos antes de montarse a la tarima manifestó estar contento por encontrarse celebrando el aniversario 447 de Caracas, con grandes salseros. Asimismo, agradeció al Alcalde Jorge Rodríguez, por tomarlo en cuenta para participar en este tipo de evento.

En este sentido, se refirió a los espectáculos ofrecidos por el Gobierno Revolucionario para todo el público caraqueño, destacando que es necesario para la gente, debido a que debe tener esparcimiento y esta es una de las mejores formas, “dándole música, teatro, la Feria del Libro, todo lo que se está haciendo en el cumpleaños de la ciudad de Caracas. Esto hay que seguirlo haciendo y la Alcaldía de Libertador es pionera en Venezuela en este tipo de espectáculos”, indicó.

De igual manera, anunció que para el mes de septiembre cumple un año más de carrera artística y le solicitará al Alcalde Jorge Rodríguez celebrarlo en la plaza Diego Ibarra.

Ya entrada la noche, era el turno del salsero Erick Franschesky, quien  se sintió triste debido a un malestar viral que no le permitió dar lo mejor de sí, sin embargo el público disfrutó al máximo su presentación, “ese público me devolvió toda esa energía y toda esa fuerza, creo que a través de sus cantos y esos coros que hicieron tan bonitos me estimulan a seguir trabajando y haciendo  lo mejor por la música”, señaló.

De esta manera, expresó que se debe apoyar los eventos realizados en los espacios recuperados, “cuenten con Erick Franschesky, para la próxima espero estar mucho mejor de salud, pero bueno se hizo de corazón, palabra y pensamiento es lo que se ha hecho, espero sigan trabajando por la salsa, por Venezuela”.


Los asistentes celebraban, compartiendo entre amigos y familiares cuando Alex D’ Castro se montó a la tarima para interpretar sus temas más conocidos. “Es un privilegio que me haya invitado, agradezco la oportunidad que me da la Alcaldía de Caracas, y a todos los salseros que se han dado cita para ver a Alex D’ Castro y a mi amigo Willie González”, enunció.

González se preparaba en el camerino, para lo que sería su gran show, donde pronunció que se encontraba en Perú y canceló sus compromisos para venir a celebrar los 447 años de la ciudad capital, “este aniversario hay que celebrarlo en grande, estamos aquí con amor y cariño, con un cansancio enorme pero con ánimo de cantarle las canciones con las que la gente se ha enamorado por muchos años”, declaró.

Para cerrar con broche de oro este concierto, el cantautor no se hizo esperar y se montó en tarima,  donde se paseó por un repertorio conocido por el público y otros temas que nunca había cantado en un escenario. Con gran humildad el artista compartió en el escenario con  personas con discapacidad, para cantar con él sus canciones.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.