Jorge Rodríguez

PSUV

8.dic.2013 / 10:47 pm / Haga un comentario

Amor y lealtad se impusieron en Caracas

Un tumulto de gente observa el televisor desde el toldo del colectivo La Esquina Caliente, ubicado a escasos metros del antiguo edificio La Francia. Unos esperan de pie, otros sentados; no cabe un alma. Pasadas las seis de la tarde, se aglutina más gente alrededor del monitor que apenas se escucha. Se fue la señal, la gente se desespera, aguardando por los resultados de las elecciones municipales realizadas ayer.

¿Camarada, qué se dice por ahí?, exhorta una señora, ataviada de rojo, a un joven que porta una camiseta blanca con el lema ¡Caracas Te Quiero! Éste último apenas puede ver por un huequito el televisor. Nada todavía -responde-, no han dicho nada.

Mientras, sigue llegando el pueblo a la Plaza Bolívar. ¡Chávez vive, la lucha sigue! –grita un hombre con una barba a lo “Che”–. De pronto, se elevan los ánimos: comienzan a armar una tarima frente al despacho del Alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez. “Chamo, la vaina va buena, parece que ganamos”, dice un motorizado a otro. Ambos aguardan, casco en mano, en la Plaza. Llevan bufandas con unas manitos donde se aprecia: ¡10 millones de votos para Chávez!.

A la cita acuden también unos jóvenes en representación del movimiento LGTB. Portan la bandera multicolor del sexo diverso. Entretanto, llega más gente desde diferentes parroquias de Caracas. Motorizados, mujeres, niñas y niños llegan voluntariamente al centro caraqueño. Hay sensación de alegría, como siempre ha caracterizado al pueblo chavista.

Todos se concentran al mismo son en ese espacio simbólico del Poder Popular –La Esquina Caliente–. Sitio clave en las batallas electorales y otros eventos importantes de estos 14 años de Revolución Bolivariana.

Ya la tarima está instalada. Son más de las siete y media de la noche y sigue la tensión. La gente habla de Jorge Rodríguez, de Ernesto Villegas, habla de la campaña. En la esquina contraria hay movimiento: “El PSUV va a dar una rueda de prensa” en unos minutos, informan en la entrada del recinto.

Desde la tarima, los técnicos hacen ajustes finales a un monitor desde donde más tarde se proyectarán los resultados comiciales. Con estos últimos toques, todo el pueblo se aglutina frente al despacho de la Alcaldía de Caracas.

Entretanto, llega más gente de todas partes de Caracas. Vilma González, de Catia, comenta: “Vengo aquí a ver a mí alcalde (Jorge) Rodríguez. Quiero verlo de cerquita. Siempre vengo aquí a esperar los resultados”. La señora González está acompañada de su familia. Todos ataviados de franelas multicolores con consignas revolucionarias.

VICTORIA POPULAR

Silencio fue lo que se sintió en los alrededores de la Plaza Bolívar cuando la voz de Tibisay Lucena se expandía en las enormes cornetas. “Ahora sí los van a dar”, comentó una joven que se comía las uñas ante el pequeño televisor del toldito de la Esquina Caliente.

Mientras que, pasada las diez de la noche, la multitud observaba la pantalla gigante colocada en el fondo de la tarima que ya estaba repleta de instrumentos musicales para la celebración.

“Especialmente le queremos dar la felicitación al pueblo de Venezuela, que una vez más salió a votar y a expresar su opinión, su deseo y su soberanía a través del voto”, expresó Lucena antes de leer lo que todas las ciudadanas y ciudadanos estaban esperando.

La tensión se apoderó del lugar, el sonido aún hacía interferencia, pero cuando lograron escuchar con atención que el chavismo obtuvo 58,9% de las alcaldías, por encima de la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Gritos, sonrisas, abrazos y consignas eran las alegres reacciones.

Etiquetas con una flor tricolor y la frase “Amor y lealtad” llevaban en el pecho cientos de militantes que juraron no fallarle a Chávez y a la Caracas de El Libertador con la reelección del Candidato Jorge Rodríguez a la Alcaldía del municipio Libertador, triunfo alcanzado con 54,55% de lo votos.

Desde el balcón del Palacio Municipal saludaron Rodríguez y la jefa de Gobierno, Jacqueline Faria, para anunciar que en minutos llegaría el presidente de la República, Nicolás Maduro, para festejar con el pueblo esta victoria.

Dos hijos de Chávez, Rodríguez y Maduro, se montaron en tarima para hablar con la marea roja. “Reconozco los resultados. A celebrar en paz”, dijo Maduro.

Así fue como se armó la fiesta. Autoridades y grupos revolucionarios saltaron juntos con el tema Te quiero Caracas, entonado por Magú y James Lakay.

Luego, entre coros, el corazón de Caracas vibró al son de Somos PSUV, de Omar Acedo, quien también elevó su voz con Chávez seguirá contigo.

Eran muchos los ojos aguarapao’s que veían hacia al cielo con su mano alzada, reafirmando lealtad al Comandante Eterno de la Revolución Bolivariana.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.