Jorge Rodríguez

Campaña

14.abr.2012 / 03:41 pm

El pueblo venezolano se reunió este viernes para festejar el Día de Rescate de la Dignidad Nacional.

El pueblo venezolano se reunió este viernes para festejar el Día de Rescate de la Dignidad Nacional.

Caracas, 13 de abril del 2012.- A 10 años de haber transcurrido el golpe de Estado, en contra del presidente Hugo Chávez Frías, el pueblo venezolano se reunió este viernes para festejar el Día de Rescate de la Dignidad Nacional, una fecha histórica que marcó la vida de los venezolanos y venezolanas.
Así se evidenció, con la masiva asistencia de los distintos representantes del Gabinete ministerial, las instituciones públicas, la milicia bolivariana, las misiones, miembros de las Organizaciones de Base del Poder Popular, Trabajadores de Petróleos de Venezuela (PDVSA), Corporación Petroquímica de Venezuela (Pequiven), estudiantes de las diversas universidades del país, entre otros.
Reynaldo Sosa, asesor de Economía Comunal del Ministerio del Poder Popular para las Comunas, indicó que el pueblo de Venezuela salió a las calles a rescatar al presidente en abril del 2002, “hace 10 años, los hombres, mujeres, jóvenes, niños y niñas bajaron de los barrios, de las urbanizaciones, con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1.999, solamente con la voluntad de recuperar al comandante de la Revolución Bolivariana”.
De igual modo, la señora Lírices Boada, miembro de la junta Parroquial de El Valle, destacó que “estamos en esta fiesta popular, conmemorando el día en que el pueblo y el ejército venezolano tuvieron la valentía de restituir al comandante Chávez al mando, a pesar de la represión del fascismo que vivimos el 12 de abril del 2002″.
Asimismo, resaltó que “hoy, como ayer, el pueblo está nuevamente en la calle, como estará el 07 de Octubre, asegurando esa victoria”.
Enrique Hernández, trabajador de Hidrocapital, manifestó que “ésta es una Revolución pacífica. Lo ocurrido el 13 de abril del 2002 fue un triunfo heroico de la Patria venezolana, y le digo al presidente que aquí tiene a un hombre valiente. ¡Siga pa’ lante, Dios lo mandó!”.