Jorge Rodríguez

Gestión

15.nov.2011 / 05:30 pm


Los capitalinos pueden disfrutar de diversas esculturas hechas por artistas nacionales e internacionales

Los capitalinos pueden disfrutar de diversas esculturas hechas por artistas nacionales e internacionales

Caracas, 15 de noviembre de 2011.- Con amplios espacios de áreas verdes, parques infantiles, gimnasios, exhibición de dinosaurios y esculturas únicas, son íconos importantes del parque Los Caobos, el más antiguo de Caracas.
Este paseo urbano se ubica cerca de los museos de Bellas Artes y de Ciencias; la Universidad Nacional Experimental de las Artes (Unearte), el Teatro Teresa Carreño (TTC) y la sede del Colegio de Ingenieros. En él se observan una de las más importantes colecciones de árboles centenarios de la ciudad capitalina, y se caracteriza por ser refugio de deportistas que diariamente lo recorren.
En Los Caobos, la ciudadanía puede admirar la diversidad de obras que en sus 19 hectáreas posee. Esculturas como la de Teresa de La Parra; el Efebo del Maratón, ubicada en el centro de un espejo de agua; Centaura Justina; El Pensador; el Ícaro; El Doblez; la Trompetilla para Sordos; El Avión y el encuentro apasionado y patético entre Teresa Carreño; Ludwig Van Beethoven y como testigo El Ávila, mejor conocida como El Piano.
Igualmente, los capitalinos pueden disfrutar de la Fuente Venezuela, obra del arquitecto catalán Ernesto Maragall, constituida por cinco figuras humanas las cuales representan las regiones del país. Es una de las más resaltantes del paseo. Los visitantes pueden observar de martes a domingos, los chorros de agua que brotan de estas piezas, generando un estado de tranquilidad a quienes se acercan a admirar esta maravilla venezolana.
Los Caobos, es el sitio ideal para pasear en familia y disfrutar con los pequeños de la casa, quienes pueden observar los 34 dinosaurios, así como la representación de la historia del origen de la vida y sus períodos precámbrico, paleozoico y mesozoico. Además, esta gran extensión de áreas verdes posee dos parques infantiles y un gimnasio improvisado, mejor conocido como “Los picapiedras”.
- La recuperación de este parque, lleno de grandes árboles, me tiene completamente feliz. Lo visito todos los días, sea para caminar, pasear con mis nietos y mi mascota. Me encanta como el Gobierno Bolivariano y la Alcaldía de Caracas, lo mantiene y lo mejora cada día más. Manifestó alegremente Leiden Aquino, asiduo visitante.


Trabajos de mantenimiento

Como es del conocimiento público, el parque cierra sus puertas los días lunes, para realizar labores de mantenimiento profundo, pero diariamente se ejecutan trabajos de mantenimiento y limpieza de pavimentos, módulos de servicios, baños, estacionamiento, lavado de los pasillos principales y secundarios, riego de grama, jardineras y plantas cortas.
La familia caraqueña y visitantes de otras regiones, pueden sentirse seguros al caminar por el parque los Caobos, porque encuentra protegido por la Guardia Patrimonial, la Policía Nacional y seguridad asignada, de manera que el pueblo pueda disfrutar de este pulmón vegetal con tranquilidad.