Jorge Rodríguez

Gestión

4.nov.2011 / 11:48 am


una impecable ejecución en Argentina por parte de la OSMC

Una impecable ejecución en Argentina por parte de la OSMC

Caracas, 04 de noviembre de 2011.- Aplausos incesantes regalaron este jueves 3 de noviembre, a la delegación de la Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas (OSMC) los habitantes de la ciudad de Rosario, Argentina, quienes poco antes de las nueve de la noche se presentaron con sus mejores galas a este importante centro cultural que data de los años 30 y es conocido por ser uno de los teatros más atractivos de la ciudad, protagonista de una intensa actividad musical y teatral en la cual desfilaron las más encumbradas figuras no sólo a nivel nacional sino también del extranjero.
La presentación marcó la segunda presentación correspondiente a la Gira Argentina 2011 de la Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas, y constituía todo un reto para la delegación por tratarse de un público muy exigente y asiduo a este tipo de espectáculos.
La velada comenzó con la obra de Evencio Castellanos “Santa Cruz de Pacairigua”, la cual en palabras del presidente de la OSMC, Sadao Muraki, demostró “una impecable ejecución por parte de la orquesta, la cual logró un nivel de acoplamiento entre las distintas filas de la orquesta que hizo de la ejecución de la pieza, todo un ejemplo del maravilloso engranaje que sólo se alcanza gracias a la entrega y profesionalismo de los miembros de una orquesta”. A esta le siguió el esperado Concierto N°3 de Rachmaninov nuevamente interpretado por el pianista británico Peter Donohoe, quien también recibió las más calurosas ovaciones que no cesaron hasta que obsequió un incomparable bis a los asistentes.
Un intermedio dio paso posteriormente a las obras “Preludio a la siesta de un fauno” de Debussy y “La Valse” de Ravel, culminando con un alma llanera que hizo mover de sus asientos a los más de mil asistentes que no cesaron de aplaudir hasta que el director artístico, Rodolfo Saglimbeni, salió al escenario con una sorpresa especial: la interpretación de “Tea for two”, una obra con toques de “cha-cha-chá” que tenía reservada para mediados de esta importante gira, pero que no pudo esperar por ese sentimiento indescriptible que unió en este concierto al público con los músicos que se encontraban en el escenario.
Tramoyeros, personal del teatro y hasta los organizadores del concierto dejaron de un lado el protocolo y se unieron a esta incomparable fiesta, donde Venezuela y Argentina se unieron para recordar lo que pueden hacer sentir las sonoridades del continente latinoamericano.