Jorge Rodríguez

Gestión

6.oct.2011 / 05:52 pm


Aproximadamente 102 personas fueron trasladadas al nuevo refugio

Aproximadamente 102 personas fueron trasladadas al nuevo refugio

Caracas, 6 de octubre de 2011.- En horas de la mañana de este miércoles 5 de octubre, se presentó un colapso de viviendas en el Barrio Juan Vicente Bolívar del kilómetro 4 de El Junquito, donde quedaron damnificadas aproximadamente 34 familias, de las cuales 29 fueron trasladas a un refugio ubicado en San Martin, en la calle Cáliz con Granada.
Aproximadamente 102 personas fueron trasladadas, entre los cuales se encuentran 65 adultos y 37 niños para un total de 29 familias. La población fue rescatada a tiempo para luego ser trasladada en horas de la noche al refugio donde serán atendidas con suministros de primera necesidad como alimentos, colchonetas, baños portátiles, además de la construcción de la cocina, entre otras ayudas.
Al lugar se acercaron diferentes representantes de la Alcaldía de Caracas para prestar apoyo a la comunidad, como el coordinador de refugios, Franco Manríque, el Instituto Municipal de Gestión de Riesgo y Administración de Desastres (Ingrad), la Fundación Programa de Alimentos Estratégicos (Fundaproal) y la Integral de Mercados y Almacenes (Inmerca).
Hernán Matheus, Director de Protección Civil de la Alcaldía de Caracas, explicó que “estas familias ya venían presentando problemas en sus viviendas. Desde el 18 de mayo del 2011 este local, el cual servía como depósito, ya estaba previsto para un refugio por la Alcaldía”.
Aproximadamente 18 personas, entre personal de Protección Civil (PC) y Policaracas, se encuentran distribuidos prestando apoyo en las zonas afectadas las 24 horas del día. En los refugios se encuentran oficiales policiales de forma permanente.
Edith Cuello, damnificada del barrio Juan Vicente Bolívar del kilómetro 4 de El Junquito, enfatizó que “la experiencia que vivimos fue difícil, los niños principalmente fueron los que sufrieron, la mayoría perdimos nuestras pertenencias, pero por lo menos me siento bien porque tengo un techo donde pasar el día. Lo que pedimos es que no se olviden que nosotros existimos”.
Además, Cuello destacó que “la comida ha sido bastante buena, tenemos donde dormir cómodamente, nos han prestado bastante apoyo con todas las cosas personales, como toallas, cobijas, aseo personal, todo el personal nos ha tratado bien, no tengo quejas”.
El compromiso de la Alcaldía de Caracas, es brindarles a sus habitantes una mejor calidad de vida, por el buen vivir del pueblo.