Jorge Rodríguez

Gestión

21.sep.2010 / 11:38 am

258 efectivos se encuentran desplegados en todo el sector

258 efectivos se encuentran desplegados en todo el sector

Caracas, 20 de septiembre de 2010.- El Gobierno del Distrito Capital (G.D.C.), la Alcaldía de Caracas y El Ministerio del Poder Popular para Vivienda y Hábitat (MPPVH), se reunieron en la carretera vieja Caracas-La Guaira para darle atención inmediata a la comunidad del barrio Blandín, específicamente en el sector de Marigüitar, por permanecer en una zona de alto riesgo, situación que empeora con la llegada de las lluvias.

258 efectivos, entre oficiales del Cuerpo de Policía Nacional Bolivariana (CPNB), Bomberos del Distrito Capital y Protección Civil, se encuentran desplegados en todo el sector para efectuar el trabajo acorde tras un deslizamiento ocurrido en la madrugada de este lunes.

La jefa de Gobierno del Distrito Capital, Jacqueline Faría, señaló que los funcionarios se encuentran trabajando arduamente, “se está haciendo toda la diligencia y se tiene todo el equipamiento necesario para estructuras colapsadas. Todos estamos haciendo muchísima movilización para desenterrar la vivienda afectada”.

Faría recalcó que toda la zona que resultó afectada ya había sido diagnosticada por el Instituto Municipal de Gestión de Riesgo y Administración (IMGRAD) de la Alcaldía de Caracas y por tal razón en su momento “se les ordenó salir, pero no quisieron”.

Por su parte el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, explicó que “la solución que tenemos es temporal, pero es la solución y hay que acatarla. Es necesario salirse de las zonas de alto riesgo porque tenemos lluvias muy intensas y de larga duración, ahorita cualquier lluvia provoca deslizamientos”.

También Informó que el despacho a su cargo junto con el Gobierno del Distrito Capital, hicieron la adquisición del Hotel El Rústico en El Junquito, “en el cual van a poder estar más seguros que en éste sector de alto riesgo”.

Los mandatarios se reunieron en horas de la tarde de este lunes, con toda la comunidad para coordinar y definir cuáles son las familias que deben ser reubicadas temporalmente y que opciones de desalojo tienen para el sector.

Igualmente el MPPVH manifestó, “este es un momento muy difícil y duro para todos, porque las lluvias nos han dado muy fuerte, pero estamos todos avocados a atender a las familias que nos necesitan; pero nosotros, también requerimos la disciplina necesaria para que las familias que viven en casas que sean diagnosticadas en alto riesgo, salgan a los refugios”.