Jorge Rodríguez

Gestión

30.jul.2010 / 06:38 pm

Caracas fue todo un desorden

Caracas fue todo un desorden

En la semana de Caracas, la música académica y los ritmos caribeños se unieron para armar un desorden bajo la batuta del director artístico Rodolfo Saglimbeni

Caracas, 29 de julio de 2010.- La ciudad capital se vistió con su mejor traje para continuar festejando los 443 años de su fundación, con el concierto Ccs es un Desorden, interpretado por la Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas (OSMC) y la legendaria banda de Ska, Desorden Público, evento organizado por la Alcaldía de Caracas en el Bulevar de Sabana Grande y la estación del metro Caricuao.

Desde tempranas horas de la tarde, cientos de fanáticos de la buena música se concentraron en el famoso bulevar de Sabana Grande para disfrutar de este espectáculo, Rodolfo Sanglimbeni, Director de la orquesta, resaltó la importancia que se le está dando a la fusión entre la música clásica y los ritmos urbanos, “estamos creando un nuevo sonido que vibra en la gente, en la juventud y en generaciones”.

“Esta música no es lejana para nosotros, hemos creado unos arreglos de Pedro Mauricio González que hizo el milagro de unir la música que tiembla con lo que es el sonido de una orquesta sinfónica”, indicó Saglimbeni.

Es la primera vez que la orquesta y el grupo se reúnen en un concierto, aunque su vocalista, Horacio Blanco ha participado en espectáculos anteriores como: La Canción de Caracas y Billo’s una revista musical, organizados por la OSMC.

“Cuando se inventa un producto, uno ve que es lo que va a suceder, hemos disfrutado los ensayos y el resultado final fue aclamado por la gente que ama este tipo de música”, resaltó Saglimbeni.

Fusión entre el Ska y lo clásico

Fusión entre el Ska y lo clásico

Ya entrada la noche, las rápidas melodías de Desorden fueron ensambladas con un estilo mucho más académico y clásico, cualidades de la orquesta municipal. Horacio Blanco, comentó la satisfacción que le dio formar parte de este experimento, “gracias a toda la gente que se involucró en esta producción, porque el resultado fue maravilloso, yo sentí esa fuerte energía de miles personas que se congregaron acá (…) esto se lo regalamos a Caracas, la ciudad que todos queremos”.

Esta gran experiencia fue repetida en los espacios abiertos de la estación del metro Caricuao, donde los habitantes de esta populosa parroquia aplaudieron la iniciativa de la Alcaldía de Caracas, al entregarles la Orden Juan Francisco de León en su primera clase a la banda Desorden Público.

En este evento la OSMC aprovechó la ocasión para celebrar sus 30 años y la banda de los desordenados sus 25 con un recorrido plasmado en 12 álbumes.