Jorge Rodríguez

Alcaldía / Gestión

13.may.2015 / 03:57 pm / Haga un comentario

Caracas, 12 de mayo del 2015.- Desde el momento que la Alcaldía de Caracas y la Gran Misión Barrio Nuevo Barrio Tricolor (GMBNBT) se juntaron para transformar el hábitat caraqueño, Antímano se convirtió en una de esas parroquias piloto y en los 19 meses que tiene esta misión social actuando en la zona, las obras muestran progreso y buen vivir.

En todo ese tiempo, el cambió va más allá de ser palpable y evidente: es impresionante. Los residentes del sector La Acequia, ubicado dentro del corredor Mamera- El Junquito de la GMBNBT coincidieron en manifestar que todas las obras han transformado su vida, hasta mediados del año pasado tuvieron una carretera en precarias condiciones y en la actualidad pueden observar como la misma va tomando forma.

Jenny Sánchez, es vocera del Consejo Comunal Buena Vista, parte baja de La Acequia y ha sido una de las integrantes del Poder Popular en supervisar la correcta ejecución de la obra.

Rememoró que antes de iniciar la carretera, se encontraron 30 hogares con filtraciones, afectadas a raíz del desgaste de las tuberías de aguas potables y servidas, siendo su sustitución el primer paso para de la vialidad. Luego, los ocho obreros pertenecientes al mismo Poder Popular removieron, durante arduas jornadas laborales, losas de concreto ya desgastadas.

“Esto es grande porque imagínate, la preocupación que nosotros teníamos es que se nos fuera la carretera por el barranco y nos quedáramos sin casa. Ahorita se ve el cambio”, dijo con orgullo y optimismo,  Jenny Sánchez, quien reside dentro de los espacios que conforman la Comuna Un Paso al Frente.

Hasta la fecha, Sánchez señaló que se ejecuta la primera fase de los seis kilómetros que formarán la nueva vialidad, donde se han instalado las bases para la ampliación y la colocación de un mirador con vista al Polideportivo de Mamera, ubicado en los espacios de la Casa de Campo Guzmán Blanco. El proyecto también incluye la colocación de una pantalla atirantada para evitar posibles derrumbes.

Uno de esos habitantes de la zona que trabaja para mejorar su comunidad es Pedro Díaz, quien desde hace 25 años vive junto a su familia en la zona. “Esta vialidad no servía para nada y estaba destrozada, destruida por el tiempo que tiene. Gracias a la Alcaldía de Caracas y a los consejos comunales, los habitantes del sector trabajamos para mejorar nuestro espacio”, aseguró.

Se espera que en los próximos meses, las 21 mil familias que viven en el sector, puedan disfrutar de una carretera totalmente nueva.

 

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.