Jorge Rodríguez

Alcaldía / Gestión

26.abr.2015 / 01:00 am / 1 Comentario

0000000000003333333333333000000000 (11)

Caracas, 25 de abril del 2015.- Piruetas, acrobacias y muchos desgaste físico son las principales características que pudieron observar los asistentes a Ciudad Teatro durante la puesta en escena “Éxodo. Voces al compañero” del Circo Nacional de Venezuela, la cual trató sobre el surgimiento de la sociedad petrolera en Venezuela, la lucha y esperanza del pueblo.

En esta instalación circense audiovisual, diseñada para espacios abiertos inspirada en la obra pictórica del dramaturgo, pintor y poeta caraqueño César Rengifo, sobresalía una figura que caminaba por una angosta y peligrosa cuerda que estaba colocada a más de 14 metros de altitud: su nombre es Luis Alberto Morales, alias “Careca”.

Él, tiene 43 años y cumple una rutina estricta todos los días desde hace al menos 3 décadas: se levanta temprano como cualquier otro trabajador pero a diferencia del común de los profesionales, no va a una oficina sino a la sede del Circo Nacional de Venezuela, lugar de donde es uno de sus más aventajadas artistas y también, un destacado docente.

0000000000003333333333333000000000 (5)

“Yo hago circo-teatro, o lo que son las artesescénicas desde que soy muy pequeño. Desde que recuerdo en el colegio, siempre nos ponían a cantar y a bailar y a formar parte de alguna obra de teatro y por ahí me fui” recuerda con alegría.

0000000000003333333333333000000000 (1)

Morales, dice tener alrededor de 15 o 16 años haciendo circo y entregando su valor y su empeño a su Patria y a la bandera de su país. “Estamos representando o mostrando también que en Venezuela también hay circo y hay muchas cosas que exportar que sirvan que la gente vea que aquí tenemos bastante madera”.

0000000000003333333333333000000000 (3)

De personalidad alegre y viva, en todo momento se muestra como una persona que al momento de hablar de lo que le gusta, lo hace con una pasión digna de admirar. Como cuando dos personas que se aman saben que son el uno para el otro y que por sobre todas las cosas, no se dejarán.

0000000000003333333333333000000000 (4)

“Mi familia quería que estudiara en la universidad y sacara una carrera de esas que están catalogadas como profesionales y yo decidí que no, que yo quiero ser artista. Por eso, estudié música, teatro y luego circo” agregó.

“Careca” se ríe cuando se le pregunta de dónde saco esa vena artística. Hasta donde sabe, lo más cercano a su profesión dentro de su entorno familiar es su primo Wilfredo, quien es músico. “Después que me vieron, ya grande, fue que dijeron “hay que lindo” pero hasta ahí. De verdad, fue muy poco el apoyo pero igualmente se los agradezco porque aunque nunca dijeron nada, siempre estuvieron ahí”.

Es digno de mirar la valentía y el coraje que muestra un artista al momento de hacer peligrosos trucos o acrobacias. Una cree que tiene nervios de acero pero para Morales, eso no es así.

“Es una mezcla de sensaciones que van entre adrenalina, amor y miedo. No sé cómo describirlo pero es algo fascinante porque el circo es el arte de lo extraordinario” señaló con esa pasión que le caracteriza. Para que no le pase nada, se encomienda al Todopoderoso y “que nada malo pase” comentó entre risas.

Owen, su heredero

Luis Alberto Morales, habla de su primogénito, Owen Morales, de 7 años quien está siendo criado bajo la influencia del circo, esto le llena de orgullo. “Yo a mi hijo no le he enseñado y le presionado con que diga ‘circo, circo’ no, eso está muy mal hecho. Yo creo que le he enseñado muy poco de esto. Todos mis compañeros lo agarran y lo ponen y los sigue porque le gusta y él se mete” aseguró.

Concluyó mencionando que Owen, nombre que quiere decir joven guerrero, es un gran “acróbata y payaso”.

 

Comentarios

27.abr.2015 07:12 am
Yo Soy Curipaya (Distrito Capital) dijo:

Desde “Yo Soy Curipaya” queremos agradecer a nuestros hermanos de la Fundación Circo Nacional De Venezuela el haber tomado en cuenta nuestras valiosas tradiciones musicales. El Cumaco y sus Lauren, El Plato de Peltre, La Maraca y el hermoso tambó Culo é Puya se hicieron presentes gracias a Niky Garcia Director General y a la talentosa Jerico Montilla Director Artístico que apostaron y ganaron por Venezuela. A todos y cada uno de nuestros compañeros en las tablas quienes con su pasión por el circo facilitaron nuestro trabajo musical. A nuestro hermano Sony quien como siempre se destaco en su trabajo de visuales, apoyo en sonido y tantas cosas más. A los técnicos de la Fundación pues sin ellos hubiese sido imposible tan bello montaje. Destacar la entrega, aplausos y apoyo del publico presente en cada una de las funciones pues con sus vítores y sonrisas.
Ruth Guhe y Johan Aguilar.
Fundadores de Yo Soy Curipaya.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.