Jorge Rodríguez

Campaña / Gestión

24.abr.2015 / 11:01 pm / Haga un comentario

_MG_6203

Caracas, 24 de abril de 2015.- Algo desconocido por los espectadores son las funciones, actividades y/o tareas que cumple un Director de Teatro. Destinar obras, adaptar el contenido a la interpretación que se desea realizar en función de los recursos, objetivos y requerimientos de la misma; así como también con vista a la presentación a fin de optimizar las funciones teatrales en el contexto de las artes escénicas, resulta ser un trabajo “bien complicado y difícil”, según contó Karen Ruiz.

Ella inició su carrera actoral a partir de los 10 años de edad, sintiendo la necesidad de expresas sus sentimientos a través del arte, como: en la pintura, ballet y la ópera hasta conseguirse con el teatro, despertando en ella los intereses hacia las tablas. “Siempre tuve el apoyo de mi madre, quien en su momento me dijo: si eso es lo que tú quieres hacer con tu vida, hazlo bien que yo te apoyo”, comentó.

En su mente nunca se dibujó la posibilidad de ejercer otra carrera profesional, pues para ella solo existía la actuación, sin darse la oportunidad de conocer otras alternativas. “Jamás me llegue a ver fuera de las tablas, creo que eso siempre lo tuve muy claro”, agregó.

_MG_6184

Ruiz, recordó que a los tres años de edad tuvo la primera oportunidad de asistir a un espectáculo teatral en el antiguo teatro de la Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (Cantv). Para ello, sus padres y/o representantes debieron rellenar un cupón que fue publicado en el “Meridiano”, diario deportivo venezolano de circulación nacional. “Mi mama todos los fines de semana, me llevaba a ver una obra lo que despertó en mi cierta inquietud sobre el teatro”, mencionó.

_MG_6202

Un largo viaje por el tiempo le concedió a Karen Ruiz, perfeccionar sus conocimientos en las artes escénicas, permitiéndole ser cada día mejor en su profesión. Hoy ha dejado de ser esa pequeña niña que soñaba con ser actriz o directora; pues la vida la ha premiado con algo mucho más grande, siendo Directora General de la Fundación “La Primera Puerta”, una sociedad cultural itinerante, conformada por su esposo Paul Parrell y demás miembros artísticos.

_MG_6175

“Como Director tienes que sentarte, resolver y visualizar lo que quieres en un futuro como resultado (…) además de dirigir a los actores hacia la meta final (…) siendo un trabajo arduo pero gratificante, donde pasas muchas horas en vela”, enfatizó la también actriz con un rostro de felicidad que al parecer la acompañan en cada momento de su vida.

_MG_6327

“La Primera Puerta”, nació en el año 2008 por la necesidad de querer hacer arte; así como también de contar algo de una manera diferente. Mejor dicho al mejor estilo de Parrell y Ruiz, dejando a un lado el proselitismo político y económico. “Desde su creación, hemos tenido participación en la cultura. Gracias a Dios no hemos parado, dado a que tenemos personas involucradas y muchos artistas fabulosos que nos acompañan”, expresó.

Otro de los sueños de Karen Ruiz, era formar parte del Festival de Teatro de Caracas (FTC), haciéndosele realidad en el 2009 con la primera edición que se encargó de volcar el pueblo venezolano en las calles y avenidas del Municipio Libertador.

Desde ese entonces se ha convertido en una integrante más del tan esperado evento cultural que se ha encargado de abrir sus puertas a nuevas generaciones. “Nos parece que el festival ha sido una iniciativa fabulosa que realiza la Alcaldía de Caracas”, dijo.

Actualmente ha llegado a la IV edición del FTC con “Ron y Hierbabuena”, una comedia protagonizada por Mérida Ascanio, Jeska Lee Ruiz, José Carrizo y Ramón Santana que lleva al espectador a recordar y verse reflejado en el espejo de la vida. “Esto ha sido un paso más para lograr un objetivo de la Fundación ‘La Primera Puerta’, el cual es llegarle a la mayor cantidad de personas posible”, concluyó.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.