Jorge Rodríguez

Campaña

25.jul.2014 / 09:57 am / Haga un comentario

Caracas, 24 de julio de 2014.- El Gobierno Revolucionario, presidido por el vicepresidente ejecutivo de la República, Jorge Arreaza y en compañía del pueblo patriótico, realizó el recorrido de la espada Sol del Perú del Libertador Simón Bolívar, con motivo de los 231 años de su natalicio, desde el Panteón Nacional, Plaza Bolívar de Caracas, hasta llegar a la Casa Natal, ubicada en pleno centro de la ciudad capital.

El Alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, orador de orden en esta actividad, recordó las hazañas del padre de la Patria, Simón Bolívar y al soldado de mirada brillante que rescató la palabra del Libertador, el Comandante Eterno Hugo Chávez: “Ese zambo y soldado de mirada brillante te llevaba, llevaba tu mirada y tu ejemplo en su morral”.

El vicepresidente ejecutivo de la República, recalcó las batallas que libró Simón Bolívar para lograr junto a su pueblo la independencia de varias naciones de América Latina.

Oficiales de la academia militar del ejército escoltaron la espada hacia la Casa del Libertador.

El Mandatario Municipal, aprovechó la oportunidad para recitar el poema “Por Aquí Pasó” del escritor venezolano, Alberto Arvelo Torrealba, en memoria del Comandante Hugo Chávez.

Poema “Por Aquí Pasó”

Por aquí pasó, compadre, hacia aquellos montes lejos.

Por aquí vestida de humo la brisa que cruzó ardiendo fue silbo de tierra libre entre su manta y sus sueños.

Mírele el rastro en la paja, míreselo, compañero, como las claras garúas en el terronal reseco, como en las mesas el pozo, como en el caño el lucero, como la garza en el junco, como la tarde en los vuelos, como el verde en el quemado, como en el banco el incendio, como el rejón en la carga, como la gaza en el rejo, como el cocuyo en el aire, como la luna en el médano, como el potro en el Escudo y el tricolor en el cielo.

Por aquí pasó, compadre, hacia aquellos montes lejos.

Aquí va su estampa sola; grave perfil aguileño, arzón de cuero tostado, tordillo de bravo pecho, de bandera va su capa, su caballo de puntero, baquiano, volando rumbos, artista, labrando pueblos, hombre, retoñando patrias, picando glorias, tropero.

Oígale la voz perdida; sobre el resol de los médanos, la voz del grito más hondo oígasela, compañero, como el son de las guaruras cuando pasan los arrieros, como la brisa en la palma, como el águila en el ceibo, como el trueno en las lejuras, como el cuatro en el alero, como el eco en las tonadas, como el compás en el remo, como el tiro en el asalto, como el toro en el rodeo, como el relincho en el alba, como el casco en el estero, como la pena en la canta, como el gallo en el silencio, como el grito del Catire en las Queseras del Medio, como la Patria en el Himno, como el clarín en el Viento. Por aquí pasó, compadre, dolido, gallardo, eterno.

El sol de la tarde estira su perfil sobre el desierto.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.