Jorge Rodríguez

Gestión

24.abr.2014 / 03:08 pm / Haga un comentario

Texto: José Birriel/ Fotos: Ender Anaya.

Caracas, 20 de abril de 2014.- Si hay algo en Venezuela que se encuentra entre una de las cosas más predominantes, eso es la diversidad de religión, la pieza teatral “El cáliz amargo de una santera”, deja en evidencia la contra posición de la santería y la religión católica ejercida a través de los personajes “Padre cáliz” y “Éxodo”, dos hermanos que viven en el sótano de la iglesia de su pueblo, lugar donde mantienen una vida oculta.

Posteriormente, “Elias”, un joven que llega por distintas circunstancias a sus vidas, decide que quiere convertirse a la religión santera y posteriormente empieza a descubrir la oscura historia del asesinato que comete Cáliz en un momento pasado de su vida, el relato se desarrolla bajo esa chispa de suspenso que atrapó al público que en ningún momento dejó de disfrutar la obra.

Maigualida Gámez, Directora de la puesta en escena, expresó “esta historia refleja la imagen que tiene cada ser humano de la religión católica, en este caso como la religión oficial, general, la de este pueblo y por otra parte la religiosidad popular representada en la santería”.

En este sentido, indicó que “se critica un poco varios aspectos de ambas religiones y se cuestiona la fe de algunas personas porque se pueden ver viciadas por el poder o por otros sentimientos más oscuros, pero al final aún así estando en el siglo XXI, el ser humano va a buscar la salvación en algo que crea superior a él”.

“Una obra que nos caracteriza a mucho de los venezolanos, esa mezcla de religiones que está muy marcada dentro de nuestro país. Los actores realizaron un trabajo impecable, la escenografía muy buena, en términos generales me pareció que la obra fue un trabajo excelente”, afirmó Gámez..

Al cierre de la puesta en escena, el público se puso de pie para ovacionar con aplausos al unísono la labor desempeñada por cada una de las personas que hicieron posible esta pieza, quienes desde las tablas mostraron una reverencia en agradecimiento a las personas que  plenaron la Sala 1 del Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (CELARG), para disfrutar de la magia que implica el arte teatral.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.