Jorge Rodríguez

Gestión

24.abr.2014 / 03:09 pm / Haga un comentario

Texto: Khalil Delgado/ Fotos: Nahilyn Méndez.

Caracas, 20 de abril del 2014.- Guanoco es un poblado del municipio Benítez, estado Sucre y fue el lugar donde en 1926 nació Carlos Márquez Capecchi, una estrella en sienes que, sin saberlo, llegaría a lo más alto, donde solo llegan los elegidos de la actuación y del éxito.

En vísperas de retirarse ya de las artes escénicas y luego de publicar un CD de música, escribir 2 libros y medio (está terminando el otro), decidió culminar su inmejorable trayectoria artística con “Inolvidable”, un monólogo escrito por el dramaturgo José Gabriel Núñez y dirigido por Ibrahim Guerra, donde sintetiza 60 años de una vida casi perfecta.

¿Por qué casi perfecta?, porque, a su parecer, solo le faltaron unas cosas que en muchos casos no consiguió “por llegar tarde”, como él asegura. Así mismo, en esta pieza teatral expresa muchos sueños que decidió no dejarlos guardados sino ventilarlos para hacer, como si ya no lo fuera, una exquisita, divertida, inolvidable y muy fresca historia de su persona y del inicio y del auge del teatro y la televisión en Venezuela.

Estando en un Teatro Principal a reventar, mostró sus desencantos por los personajes que quiso hacer y nunca se los dieron para que los encarnara, como aquellos legendarios príncipes Hamlet y Segismundo de Shakespeare (Hamlet) y Calderón (La vida es sueño), Oscar Wilde y Tito Rodríguez. Sí, fue muchos personajes en lo que podría ser su despedida de los escenarios.

De igual modo, mostró sus grandes dotes históricas, dejando conocer que el Teatro Los Caobos, antiguamente ubicado en el piso 2 de la Torre Polar de Plaza Venezuela, fue el primer recinto cultural del país. Pero este grande de las tablas se fue aplaudido por cientos de personas que, una vez levantados de sus asientos, y con lágrimas en los ojos, no dejaron de agradecer, felicitar y reconocer los éxitos a un grande que se va. Por esto y más, gracias Carlos Márquez.

Una referencia para la eternidad.

Las lágrimas secas todavía brillaban sobre sus pómulos y sus rojizas mejillas. La algarabía y la emoción eran notables en Carolina Martínez, quien agradeció poder ver esta pieza fundamental en lo que hoy se vive, el Festival de Teatro Caracas 2014.

“Agradezco a la Alcaldía de Caracas porque estas oportunidades se den, son muy importantes para nosotros los jóvenes para poder conocer la historia que tiene la cultura de nuestro país”, expresa y cierra con una rotunda afirmación: “he ido a bastantes obras y de verdad, es la mejor del Festival”.

Maríanella Cubillán, dijo: “estoy impactada de haber venido hoy para acá a ver esta pieza, porque él es historia de momentos que desde hace años no veía. Yo tengo recuerdos muy hermosos de sus personajes en las telenovelas y hoy que estoy cumpliendo 20 años de casada con mi esposo, pensé que el mejor lugar para celebrarlo era en una obra de Márquez. Es un ejemplo para todas aquellas personas que se están iniciando y espero que Dios le de muchos años de lucidez”, reconoció alegremente.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.