Jorge Rodríguez

Campaña

6.may.2013 / 05:57 pm / Haga un comentario

Alcaldía de Caracas y el GDC ayudan a niños y adolescentes que están fuera de su hogar de origen

Caracas, 06 de mayo de 2013.- Eyleen Amaya y Francisco Valencia, tienen seis años de casados. Ambos fueron trasplantados de riñón, situación que les ha impedido tener hijos biológicos. Sin embargo, el programa de Familia Sustituta les ha resultado una bendición porque les ha permitido conocer el significado de ser padres, aunque sea de forma temporal.

El programa Familia Sustituta que adelanta la Alcaldía de Caracasa través del Concejo Municipal de Derechos del Niño, Niña y Adolescente y en coordinación con el Gobierno del Distrito Capital, les dio la oportunidad de tener bajo su abrigo a la pequeña Kaory Gabriela Angulo, de solo dos años de edad.

Eyleen tiene 14 años trasplantada, y desde que Francisco y ella eran novios tuvieron claro que un embarazo implicaba un alto riesgo para su vida, por lo que se plantearon otras opciones para ser padres.

En octubre del año pasado llegaron al programa luego de ser referidos por la casa hogar Enmanuel, ubicada en San Antonio de Los Altos, estado Miranda. Ahí conocieron a Kaory, quien también tiene problemas renales.

Para Kaory el apoyo de la familia sustituta ha sido vital para mejorar su estado de salud. Cuenta con evaluaciones médicas constantes para en un futuro ser sometida a intervenciones quirúrgicas.

Alegría para el Corazón

El programa Familia Sustituta se creó el 27 de abril de 2010. Para brindar atención y apoyo a niños, niñas o adolescentes que por distintas circunstancias no puedan permanecer con su grupo familiar de origen “sea por carecer de padres o porque estos se encuentran afectados en la titularidad de la patria potestad o en el ejercicio de la responsabilidad de crianza”, explica la Ley Orgánica de Protección del Niño y Adolescente (Lopna).

La idea del programa es proveer al pequeño o adolescente de una familia que, según la ley, puede ser una pareja casada o en concubinato, o una persona sola que tenga posibilidad de acogerlo y cubrir sus necesidades durante un tiempo determinado hasta que el niño pueda ser devuelto a su familia de origen, si se da el caso.

Si esto no ocurre, al pasar dos años en colocación, la familia puede optar a la adopción a través de un tribunal.

Francisco explica que algunos de los pasos cumplidos para tener acceso a la colocación familiar fueron las evaluaciones psicológica, social, económica, visitas domiciliarias, talleres con temáticas como autoestima y familia, valores familiares, disciplina con amor.

“Fue el 23 de febrero cuando el tribunal dictó la sentencia. Ese día nació Kaory para nosotros. Desde entonces la recibimos en nuestro hogar. Su adaptación ha sido positiva: antes era muy retraída, ahora es más sociable e incluso ha mejorado su condición de salud. Su sentido de pertenencia hacia nuestro hogar, hacia nosotros como padres y demás familiares es satisfactoria. Es una niña que llegó a alegrarnos el corazón a todos”, refiere el padre.

Las parejas que se adhieren a este programa deben estar conscientes de que su principal misión es darle la mejor calidad de vida a ese niño, niña o adolescente.

“Nosotros dejamos esto a Dios. El tiempo dirá si Kaory permanecerá en nuestro hogar”, expresó.

Su esposa Eyleen recalcó: “Allá afuera hay miles de niños que necesitan del amor que en este momento le estamos ofreciendo a Kaory y tener la posibilidad de hacerlo ha sido maravilloso. Hay que darle la oportunidad a esos pequeños”.

Familia Sustituta seguirá con ímpetu

Merlys Cadenas, coordinadora del programa Familia Sustituta, precisa desde que comenzó hace tres años éste cuenta con 216 expedientes, de los cuales 38 familias son las que hasta la fecha han logrado tener colocación, 16 familias ya evaluadas y capacitadas están en espera de colocación. También está un grupo en evaluación y algunas familias que se han retirado del programa.

Para este año aspiran a relanzar y expandir el programa y para ello se encuentran en la búsqueda de psicólogos y trabajadores sociales para incorporarlos al equipo, señaló Cadenas.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.