Jorge Rodríguez

Gestión

8.ago.2012 / 03:52 pm


Los espacios del Parque Los Caobos, en Bellas Artes, sirvieron de escenario para “La Última Cruzada”

Los espacios del Parque Los Caobos, en Bellas Artes, sirvieron de escenario para “La Última Cruzada”

Caracas, 05 de Agosto de 2012.- La Banda más representativa e influyente del Rock venezolano luego de 12 años de ausencia y en medio de su gira “La Última Cruzada” da clausura de la III Feria del Libro de Caracas.
Los espacios del Parque Los Caobos, en Bellas Artes, sirvieron de escenario para “La Última Cruzada” donde los hermanos Carlos y Álvaro Segura (guitarra), Fernando Batoni (bajo), Jaime Verdaguer (teclado) y Diego Márquez (batería) tocaron todos los grandes éxitos de la banda “Zapato 3″ en un gran concierto de dos horas y media, donde más de uno evocó los años ochenta y noventa.
Un show totalmente gratuito donde se pudo escuchar nuevamente algunos de los éxitos del rock nacional sirvió de clausura de la III Feria del Libro de Caracas.
Chicos, pequeños y grandes
Ni la edad, la tormenta Ernesto o el tiempo de espera fue impedimento para que chicos, pequeños y no tan jóvenes asistieran a disfrutar de las presentaciones musicales que cerraron la jornada literaria. Desde la cinco de la tarde caraqueños y caraqueñas se movieron al ritmo de los sonidos de un DJ, seguidos por la banda de rock criolla “Los que rezan”.
Posteriormente, a las 7 de la noche fue el turno para el quinteto que todos esperaban “Zapato 3″, los cuales al salir a tarima despertaron la euforia de todos los asistentes quienes coreaban sus éxitos Uñas asesinas, Pantaletas Negras y Como un fantasma.
El resultado final un poderoso despliegue de dominio técnico y profesionalismo de 24 canciones que interpretaron en un maratónico espectáculo de 2 horas, que los lleno al quinteto de un baño de aplausos al mostrar su entrega al rock.
De esta manera, cerró III Feria del Libro de Caracas donde una vez más se evidencia cómo la lectura, la música y la cultura llega al pueblo, mediante la recuperación de espacios para así generar un nuevo sentido de ciudadanía y una nueva relación entre el humano y el paisaje urbano.