Jorge Rodríguez

Gestión

4.mar.2012 / 08:10 pm


Esta pieza es un saineto venezolano escrito por Rafael Guinand en 1916

Esta pieza es un saineto venezolano escrito por Rafael Guinand en 1916

Caracas, 04 de marzo de 2012.- Un vez más la sala del Teatro Catia subió el telón para presentar la obra “El Rompimiento”, donde el público capitalino disfrutó de una tarde amena al ritmo del pasodoble, música cañonera, valses venezolanos, merengue y canciones propias de la Caracas de los techos rojos.
Esta pieza es un saineto venezolano escrito por Rafael Guinand en 1916, la cual describe la historia de “Tomasita”, quien se enamora del Patiquín Esparragoza, quien siempre está buscando la manera de meterse en la casa a visitar a Tomasita y embaucar a la tía Ramona, después de regalarle tabaquitos “bien buenos”, que compra en La Rinconada.
Costa Palamides, Director de la obra manifestó que “esta pieza muestra a costumbristas, muestra la Caracas de aquellos tiempos, la Caracas que todavía vivía como un pueblo. Tiene todas esas historias y anécdotas de una ciudad pequeña donde había mucho conservadurismo y como éstos patiquines de la época intentaban engañar a las niñas jóvenes y trataban de tener relaciones con ellas sin que sus papás se enteraran”.
Palamides, agregó que “la Revolución está rescatando los valores y nuestra cultura venezolana. Esta pieza representa los ancestros de Caracas, la manera de vivir de los caraqueños. Sienten que están rememorando esa época. Es hermoso ver cómo la gente se identifica”.
Livia Méndez, interpreta a “Ramona” en la obra, indicó que “la obra no pierde vigencia, aún sigue teniendo esa chispa por representar al venezolano y nos divertimos con nuestra forma de ser. Muchos abuelos lloran porque recuerdan su infancia y recuerdan a aquella Caracas que vivieron cuando eran niños”.
“Es un espectáculo que vale la pena. Vengan a ver las programaciones pautadas en todos los teatros y en los que ha recuperado el Estado”. Exclamó Méndez.