Jorge Rodríguez

Gestión

5.feb.2012 / 07:34 pm

La pieza cuenta la historia de tres niños, fanáticos de las computadoras que se ven frustrados cuando un cyber (ente malvado) envía a sus virus a robarse a La Arrobita

La pieza cuenta la historia de tres niños, fanáticos de las computadoras que se ven frustrados cuando un cyber (ente malvado) envía a sus virus a robarse a La Arrobita.

Caracas, 05 de febrero de 2012.- Después de varias presentaciones en la Celarg, regresa la obra musical “El Robo de la Arrobita”, en esta oportunidad se presentó en las tablas del Teatro Nacional, parroquia Santa Teresa del Municipio Bolivariano Libertador.
La obra dirigida por Dairo Piñeres, representa una indagación de la autora Carmen García Vilar. Tiene técnicas del cibermusical; la pieza cuenta la historia de tres niños, fanáticos de las computadoras que se ven frustrados cuando un cyber (ente malvado) envía a sus virus a robarse a La Arrobita y atrapa a los pequeños en el ciberespacio trasportándolos a un mundo donde tienen que sobrevivir a gusanos, spam, virus y otros seres diabólicos de las redes, siendo expuestos a programas manipulados por mentes no muy amigables.
Durante el desarrollo de la obra, niños, niñas, jóvenes y adultos pudieron disfrutar de un rato ameno y divertido, observando escenas con un toque de humor, juegos y bailes; donde los más pequeños sonreían al unísono, en la sala del teatro.
Tatiana Mabo, asistente de dirección de la Fundación Rajatabla, relató que el objetivo de esta obra es “transmitir un mensaje a los niños y adultos, sobre los beneficios que tiene la comunicación a través de internet, que es una herramienta que nos permite comunicarnos con personas de distintas partes del mundo”.
Asimismo, Juan Pablo García, quien forma parte del grupo de actores que hacen vida a cada uno de los personajes de esta obra, aprovechó la oportunidad para invitar a grandes y chicos a las funciones de los sábados y domingos a partir de las 3 de la tarde, donde estarán presentándose hasta el 11 de marzo en las tablas del Teatro Nacional.