Jorge Rodríguez

Gestión

7.dic.2011 / 05:04 pm


Los trabajos de recuperación en La Vega y Antímano forman parte de la respuesta inmediata que da el gobierno revolucionario

Los trabajos de recuperación en La Vega y Antímano forman parte de la respuesta inmediata que da el gobierno revolucionario

Caracas, 07 de diciembre de 2011.- En menos de 24 horas, la Alcaldía de Caracas y el Gobierno del Distrito Capital (GDC) respondiendo a los problemas de deslaves, derrumbes y desbordamientos, debido a la constantes lluvias que caen en la capital desde hace semanas, realizó trabajos de recuperación y limpieza en la quebrada Alí Primera de la parroquia La Vega.
El Alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, señaló que los trabajos de recuperación en La Vega y Antímano forman parte de la respuesta inmediata que da el gobierno revolucionario a los ciudadanos y ciudadanas que viven en estos sectores populares e indicó que están limpiando las quebradas afectadas para desalojar los sedimentos que bajaron con el agua.
“Tenemos otras zonas afectadas como la parroquia Antímano, donde se tapió el distribuidor Pairitiguana. También la falla de borde en la autopista Francisco Fajardo a la altura de Mamera, donde el gobierno bolivariano, a través de los ministerios, el Gobierno del Distrito Capital y la Alcaldía de Caracas tienen a más de 1500 funcionarios trabajando para despejar las principales vías”, explicó.
Así mismo, manifestó que 120 viviendas tienen pequeñas afectaciones producto de las lluvias acaecidas el pasado lunes y señaló que hay una persona desaparecida que intentó destapar una alcantarilla, pero la corriente de agua lo arrastró.
“Tenemos 110 familias damnificas, 440 personas en situación de refugios y 208 viviendas afectadas entre leve, moderada y severa”, indicó Jorge Rodríguez cuando comentaba que la institución trabaja arduamente para ayudar a los caraqueños y caraqueñas en situación de riesgo.
El Alcalde de Caracas exhortó a la ciudadanía a llamar a las autoridades competentes al 0-800-CAPITAL o al 0-800- PCLEON1, para reportar cualquier situación irregular producto de las lluvias.