Jorge Rodríguez

Campaña

23.nov.2011 / 09:06 am


El telón subió para dar paso a un sentido homenaje al dramaturgo y director de la pieza teatral, Rodolfo Santana

El telón subió para dar paso a un sentido homenaje al dramaturgo y director de la pieza teatral, Rodolfo Santana

Caracas, 22 de noviembre de 2011.- Este martes, la sala Ana Julia Rojas de la Universidad Nacional Experimental de las Artes (Unearte) recibió a más de 250 personas, para la exhibición de la obra “Rumba caliente sobre el muro de Berlín”, de Rodolfo Santana.
El telón subió para dar paso a un sentido homenaje al dramaturgo y director de la pieza teatral, Rodolfo Santana, donde los asistentes pudieron analizar y reflexionar sobre la importancia de la vida y de la convivencia con el prójimo. Así mismo, la trama comienza con Ángel Ortega, quien es un terrorista confinado a la construcción de muros y es interrumpido en su labor por el Serafín Jezabel, quien viene en una misión oficial a desarrollar la Evaluación Pecaminosa para el Juicio Final.
Un montón de requisitos forman parte del papeleo burocrático que Ángel ha protegido celosamente de los constantes saboteos. El Alegato de Inocencia, Número de Referencia, Certificado de Muerte, entre otros, forman parte del misticismo paranoico reinante dentro de la obra.
El Director y Dramaturgo de la obra, Rodolfo Santana, resaltó el impacto que ha tenido el Festival de Teatro de Caracas, “el teatro venezolano aquí, en este festival, se ha expresado, ha hablado de distintas gargantas, de distintos escenarios logrando definir algo que es bien preciso y es que tenemos un excelente teatro y en los próximos años esas posibilidades expresivas, yo creo, estoy seguro van a crecer mucho más”.
Santana felicitó esta iniciativa que inundó de alegría a Caracas. “Esto es un gran regalo a la ciudad (…) Ésta ha adquirido un nuevo perfil, se han recuperado sus calles, sus bulevares, sus construcciones patrimoniales y ahora el ciudadano, sobre todo los que trabajan en el área de teatro, manifiestan su representación, esto es maravilloso cuando un pueblo responde, llena las salas y se da este fenómeno de encuentro colectivo”, dijo.
Por su parte, Francis Arguinzon, felicitó la conceptualización de la obra y por el los eventos que se desarrollan en la ciudad en el marco del festival. “Trae un mensaje bastante positivo sobre la naturaleza y la ecología, me parece que este tipo de iniciativa se tiene que seguir repitiendo aquí en la ciudad de Caracas porque es una oportunidad que tenemos para distraernos sanamente”, comentó.
El pueblo caraqueño sigue ratificando con su asistencia masiva al festival que definitivamente las artes contribuyen a la elevación del espíritu y a la formación del ser, en lo político, en lo social y sobre todo, en lo humano.