Jorge Rodríguez

Gestión

17.nov.2011 / 02:19 pm

Caracas, 16 de noviembre de 2011.- Para brindar alegría a los habitantes de la parroquia San Juan que se encuentran refugiados en la “Maternidad Concepción Palacios”, se trasladó el Festival de Teatro de Caracas hasta el lugar, para llevar a cabo una obra de títeres infantil titula “Juancito y Simón en la calle de los fantasmas”.
La actividad contó con un público muy variado, ya que no es una obra sólo para niños, sino también para adolescentes, adultos y adultos mayores. En el transcurso de la obra existió un ambiente lleno de esperanza que contagio a todos los asistentes.
La obra estuvo conformada por tres personas importantes como: Juancito, María y el Diablito y fue amenizada por Miguel Amarísta, integrante del Grupo de Teatro Phonix ONG.
La narrativa literaria inició con Juan, un niño extrovertido que se encuentra con su novia en unos espacios, en donde viven aventuras con algunos fantasmas y personajes que hacen de la historia un momento inolvidable y lleno de amor. María y Juan vivieron el amor a su manera, pero amor al fin, que quiso ser interrumpida por un personaje llamado “el Diablo”.
La palabra clave de Juan y el público asistente para vencer al Diablo fueron, Magalai, Magalai, Magalai y así alejaron su maldad y su odio y su vez Juan logró salvar a María de las travesuras de este malvado personaje.
Miguel Amarísta, enfatizó que “me parece muy buena la idea de rescatar los diferentes espacios públicos, para los cultores de Venezuela. Es excelente toda la iniciativa cultural, como lo es el teatro de muñecos”.
Además, Gladys Parra, asistente a la obra, exclamó que “todo estuvo bastante bien, me gusta que los niños se instruyan en cuanto a la cultura. Tienen que seguir con la iniciativa del festival y le doy las gracias a mi Comandante Hugo Chávez”.
David Inotorza, niño del refugio de la Maternidad Concepción Palacios, expresó que le gusto la obra y agregó que lo mejor de todo fue que los personajes se casaron y fueron felices para siempre.
La Alcaldía de Caracas continuará llevando el Festival de Teatro de Caracas a todos los rincones caraqueños para llevar alegría, cultura y recreación a las diferentes comunidades.