Jorge Rodríguez

Gestión

15.nov.2011 / 03:24 pm


La pieza infantil dejó como mensaje la importancia de la ecología así como del respeto

La pieza infantil dejó como mensaje la importancia de la ecología así como del respeto

Caracas, 15 de noviembre de 2011.- Continuando con la celebración del Festival de Teatro de Caracas, en su quinto día emisión, se presentó la obra infantil “La historia de Apá”, producida por el grupo Titirilocos, en la Unidad Educativa Nacional Bolivariana Claudio Feliciano, ubicado en la parroquia Macarao.
Más de mil niños y niñas disfrutaron de la pieza que habla sobre la ecología y conservación del medio ambiente. Así mismo, la historia se trata de cómo la gente puede ser egoísta, destruye el medio ambiente y cómo ese sentimiento es malo para los seres humanos.
Los artistas interactuaron con los niños y niñas presentes, con la finalidad de enseñarles que el teatro de títeres es educativo y entretenido.
Yusbeidy Morales, promotora cultural por Fundarte, manifestó que en el marco del Festival de Teatro de Caracas se hace para llevar entretenimiento a las comunidades que no tienen acceso a los teatros y a todos los ciudadanos.
Señaló que la Alcaldía de Caracas, a través de Fundación para la Cultura y las Artes (Fundarte), realiza esta jornada en toda la capital para que los caraqueños y caraqueñas conozcan más de este oficio.
Por su parte, Isolina Briceño, directora de la Unidad Educativa Nacional Bolivariana Claudio Feliciano, aplaudió la iniciativa de la institución cultural municipal en llevar arte a las comunidades y escuelas.
“Estas actividades deberían hacerse una vez por semana, porque de esta manera nuestros niños y niñas conocen más de esta área y se recrean aprendiendo”, agregó.
Aseveró que de estimular este gusto por las artes escénicas a los niños y niñas, “tendremos, en un futuro, a grandes profesionales de las artes escénicas”.
José Luis León, Titiritero, comentó que esta iniciativa llevada por el gobierno municipal “resalta la labor de los profesionales de las artes en todas sus áreas dentro y fuera de la ciudad”.
Reveló su agrado por haber presentado la obra en un colegio, donde hay niños y niñas alegres y receptivas, además de dejar un mensaje de cuidado y conservación del medio donde viven.
Igualmente, León dejó dicho a todos los niños y niñas del país que sigan estudiando, portándose bien, obedeciendo a sus padres y maestros.