Jorge Rodríguez

Gestión

6.oct.2011 / 09:50 am


La idea es iniciar un taller de formación básica con el fin de promover la creación de los comités de familia e igualdad de género

La idea es iniciar un taller de formación básica con el fin de promover la creación de los comités de familia e igualdad de género

Caracas, 06 de octubre de 2011.- La Alcaldía de Caracas, a través de la Fundación de Acción Social (Fasac), impulsa el plan piloto para la formación de promotoras y defensoras de los derechos humanos de la mujer. Fasac realizó un proceso de inscripción con voluntarias de los diferentes consejos comunales de Caracas.
Lo importante del plan, es iniciar un taller de formación básica con el fin de promover la creación de los comités de familia e igualdad de género en los consejos comunales y así impulsar la participación social de los colectivos de mujeres organizadas.
Luego que termine el proceso de inscripción, la actividad se llevará a cabo en la Casa Municipal de la Mujer, ubicada en la av. San Martin, a una cuadra de la Plaza Capuchinos, parroquia San Juan, todos los miércoles, a partir del 19 de octubre hasta el 23 de noviembre del presente año, con una duración de 30 horas.
En los talleres van a participar diferentes representantes de las distintas parroquias de Caracas como: La Pastora, El Recreo, San Juan, La Vega, San Martín, entre otras. Las actividades a realizar son: enfoque de los derechos humanos, las conquistas históricas de los derechos humanos, violencia basada en género, feminismo y socialismo, conformación del comité de familia y la entrega de los certificados a las participantes.
Jessie Blanco, Asesora Técnica de la Casa Municipal de la Mujer, expresó que “la idea principal es brindar apoyo a las comunidades, específicamente las organizaciones colectivas de la parroquia San Juan, con el fin de crear los comités de familia e igualdad de géneros”.
Además enfatizó que “lo más importante es formar multiplicadoras defensoras que realicen un trabajo interno de las comunidades y puedan visualizar las defensas de todos los derechos como mujeres, dentro de la comunidad”.
Por otra parte, Ámbar Gallardo, Representante de la parroquia San Juan, explicó que “le parece muy bien todas estas actividades, ya que nos ayuda a tener conocimientos de vivir una vida libre de violencia, de igual forma los talleres me parecen excelentes porque las mujeres y los hombres vamos a poder aprender a qué atenernos en el momento de hacernos daño”.
Las mujeres no solo tienen el derecho a no ser maltratadas, también deben gozar de los derechos a la participación política, los económicos, sociales, civiles, entre otras.