Jorge Rodríguez

Gestión

31.ago.2011 / 03:39 pm


Los trabajadores de la economía popular desmintieron a falsos voceros de mercados populares y concesionarios dedicados a la alimentación

Los trabajadores de la economía popular desmintieron a falsos voceros de mercados populares y concesionarios dedicados a la alimentación

Caracas, 31 de agosto de 2011.- Este martes, representantes de la economía popular se acercaron al Palacio Municipal de la Alcaldía de Caracas, con el fin de desmentir a falsos voceros de mercados populares y concesionarios dedicados a la alimentación, quienes han expresado en concentraciones anteriores que la institución gubernamental no les permite trabajar.
El Director General del Despacho de la Alcaldía de Caracas, Carlos Alvarado, se reunió con los trabajadores de la economía informal, quienes le manifestaron su apoyo a la institución municipal por las oportunidades otorgadas por el gobierno revolucionario.
En la concentración estuvieron presentes trabajadores y trabajadoras de los diferentes mercados de la ciudad capital como son: La Hoyada, Laguna de Catia, Feria Popular de Bellas Artes, Mercado de Coche, entre otros.
Lenis Oropeza, representante del Consejo de Trabajadores del Poder Popular, expresó que “estamos luchando por un mercado y no vinimos a sabotear (…) Los consejos de trabajadores continúan por la lucha del colectivo presente, siempre defendiendo todos los derechos del trabajador (…) Seguimos adelante y seguimos con la línea del gobierno nacional”.
Por su parte, Richard José León, comerciante del Mercado de la Laguna de Catia, pidió que se terminen las interrupciones y puntualizó que “queremos trabajar por nuestro mercado y echar para adelante”
Coromoto Duran, trabajadora del Mercado La Hoyada, enfatizó que “hay personas que interrumpen sus trabajos con saboteos y desean llegar a un consenso con las diferentes organizaciones, para trabajar todos unidos por un futuro mejor”.
Construyendo la patria socialista para el buen vivir del pueblo caraqueño, la Alcaldía de Caracas apoya continuamente a las diferentes labores que realizan todos los trabajadores y trabajadoras de la economía popular del Distrito Capital, para tener un trabajo digno y servirle a la sociedad de la manera adecuada bajo las normativas que se rigen en la comunidad.