Jorge Rodríguez

Gestión

25.ago.2011 / 12:06 pm

¿Quiénes no recuerdan “el baile del trompo”, “el escondite” y “la lleva”? Juegos tradicionales y de ronda que siguen vivos en el imaginario del venezolano y que esta semana, en los espacios de la Sala Manuelita Sáenz serán las actividades centrales.
Caracas, 25 de agosto de 2011.- La Alcaldía de Caracas, a través de la Fundación para la Cultura y las Artes (Fundarte), realizó actividades recreacionales para niños y niñas de la comunidad, en la Sala de Lectura Manuelita Sáenz, en la Plaza Bolívar, parroquia Catedral.
Las actividades se llevaron a cabo gracias al apoyo de Rosaura Funes y Laura Funes, quienes fueron las facilitadoras de una docena de niños y niñas que compartieron sus experiencias bailando el trompo, corriendo para atrapar al “pollito inglés” y escogiendo sus lugares preferidos para no ser encontrados en el “escondite”.
Los niños José Ángel Serrano y Jeremy Carranza, enseñaron a sus padres y al público asistente a jugar “r comiquita”, asimismo otros grupos que se encontraban en la sala jugaron “Policía y el ladrón”.
Los padres y representantes también recordaron sus travesuras infantiles y nombraron otros juegos como: “Pisé”, “Zaranda”, “Pinocho” y “La candelita”. La alegría aumentó cuando niños y adultos se unieron para cantar “a la víbora de la mar, por aquí podrán pasar, los de adelante corren mucho y los de atrás se quedarán (…)”
Rosaura Funes, Facilitadora Recreacional, destacó que “los juegos tradicionales no se pueden perder porque forman parte de nuestra historia. Los niños y niñas deben transmitirse, entre ellos, los juegos que conocen para que la tradición se mantenga.”
Funes, puntualizó que “cuando somos nosotros quienes hacemos las muñecas de trapo o los trompos, tienen un valor más significativo porque aprendemos a querer nuestros juegos.”
“Mi hija Fabiana tiene tres años y aunque no sabe leer, me pide que la traiga a la sala para escuchar los cuentos y participar en los juegos”, así manifestó Eliana Solano, quien vive en Charallave y pese a la lejanía, visita la sala dos veces por semana. “Ahora el centro está más bonito y limpio, por eso vengo más seguido”, reiteró.
Fundarte, extiende la invitación para el resto de la semana, desde las 2:00 pm, acércate a la Sala de Lectura Manuelita Sáenz, donde el gurrufío, los papagayos y las muñecas de trapo serán los juegos protagonistas.