Jorge Rodríguez

Gestión

27.abr.2011 / 10:15 am

Caracas, 26 de abril de 2011.- La Alcaldía de Caracas, a través de la Superintendencia Municipal de Administración Tributaria (Sumat), fiscalizó más de 45 establecimientos comerciales en la Avenida San Martín y Sabana Grande, como parte de un operativo que desarrolla la institución en los diferentes sectores de las 22 parroquias de la ciudad capital.
Estas jornadas son realizadas por la Gerencia de Fiscalización y Auditoría de la Superintendencia, con el fin de verificar los deberes formales de los contribuyentes y orientarlos hacia el pago voluntario de impuestos y tributos. Durante las labores de supervisión, ocho comercios fueron cerrados temporalmente hasta que cancelen lo adeudado.
El Superintendente Municipal de Administración Tributaria, Jesús Alonso Álvarez, expresó que esta jornada responde al operativo permanente de fiscalización que realiza la institución a los comercios del Municipio Bolivariano Libertador, especialmente en el área de industria y comercio, así como licores.
Álvarez señaló que los caraqueños y caraqueñas “han manifestado su incomodidad con los comercios dedicados a la venta de licores, debido a las irregularidades que han presentado con los horarios permitidos para la comercialización del líquido, así como los constantes inconvenientes cerca de los establecimientos”.
Así mismo, Jesús Alonso Álvarez dijo que la Sumat mantiene un despliegue diario para controlar esos actos ilícitos, por lo cual hizo un llamado a los comerciantes y habitantes de la zona a cancelar a tiempo los impuestos.
“Aplicaremos un operativo para explicarles a los ciudadanos qué es la Sumat, a dónde van sus impuestos, entre otras cosas, para que conozcan la institución y lo que hacemos”, señaló.

Saldo positivo

El Superintendente Municipal de Administración Tributaria manifestó que la recaudación realizada recientemente es significativa para la institución. “Por primera vez en la historia de la Sumat se ven unos ingresos sustanciosos con los que el Alcalde puede dar respuesta inmediata a los problemas que se presenten en las comunidades”.
Álvarez indicó que la intención de la Sumat es normar a los contribuyentes y orientarlos a que cancelen los impuestos. “Este ha sido un incesante pedido del Alcalde, que normemos a los comerciantes que se salen de la línea”.
Por último, Jesús Alonso Álvarez reiteró que la Alcaldía de Caracas trabaja conjuntamente con la comunidad, con el fin de mantener la convivencia ciudadana en la ciudad.
“Sabemos que los comerciantes son pequeños y medianos empresarios, pero debemos evitar que las licorerías se conviertan en pequeños bares que reinciden en hechos que van en contra de la convivencia ciudadana”, concluyó.