Jorge Rodríguez

Gestión

18.abr.2011 / 07:22 pm

Caracas, 18 de abril de 2011.- Edgar “El Niño” González Márquez, fue un joven estudiante revolucionario que falleció a manos de la policía en 1961, por solidarizarse en contra de la agresión que sufría Cuba por parte de Estados Unidos. En su honor fue develada, este lunes, una placa en la Plaza El Silencio, en Caracas.
A la actividad asistieron Jorge Rodríguez, Alcalde de Caracas; Clodosvaldo Russian, Contralor General de la República; Vladimir Saminski, Embajador Plenipotenciario de la Federación Rusa; Rogelio Polanco Fuentes, Embajador Plenipotenciario de Cuba y Gabriela Ramírez, Defensora del Pueblo.
El Alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, expresó que “es imprescindible el ejercicio de la memoria para construir una revolución, puesto que la misión cotidiana es preservar el recuerdo en la memoria y no ocurran hechos de violencia”.
Rodríguez recordó el suceso de Edgar “El Niño” González Márquez, quien con 14 años, se solidarizó con el pueblo de Cuba, quien luchaba contra la invasión del imperio norteamericano.
Así mismo, comentó que Edgar González Márquez es un ícono de la revolución. “Hicieron como práctica común la tortura del revolucionario, la desaparición física del revolucionario, la sistemática utilización del maltrato, el deterioro físico y psicológico para doblegar a revolucionarios, aquí en la supuesta democracia que se implantó el 23 de Enero de 1958″, recordó Rodríguez.
El Alcalde de Caracas comentó que los revolucionarios defendían el futuro de la patria. “Por decenas y centenas se cuentan los revolucionarios caídos por las diferentes calles de la ciudad, quienes estaban en contra del abuso y de los actos de violencia contra los pueblos hermanos y venezolanos”.
Jorge Rodríguez aseveró que “las edades nunca fueron y serán un obstáculos para que los revolucionarios estén en los puestos de avanzada”. Reiteró que este joven y muchos otros cayeron para defender lo que hoy es Venezuela.
Por su parte, el Contralo General de la República, Clodosvaldo Russian, agradeció la presencia de los asistentes y dijo que se cumplió medio siglo del asesinato del estudiante que alzó su voz en contra de la invasión norteamericana a Cuba.
Russian indicó que este es el inicio de la siembra en Caracas de develaciones de placas y bustos, donde se reconocerán a los mártires que dejaron sus vidas en aras de una Venezuela mejor.
Así mismo, dijo que las autoridades de ese momento se “fueron contra un grupo de jóvenes que rechazaban la agresión armada imperialista en Cuba, cuando se concentraron en la Plaza del Silencio, la cual fue reprimida por la policía política de ADE y Copei”.