Jorge Rodríguez

Gestión

31.mar.2011 / 05:26 pm

Caracas, 31 de marzo de 2011.- El Teatro de Círculo Militar de Caracas fue sede del Primer Taller de Deporte, Recreación y Salud organizado por el Instituto Municipal de Deporte y Recreación (Imdere), en el marco de la celebración de los 15 años de esta institución.
Al taller asistieron más de 200 personas, entre trabajadores del organismo, usuarios y usuarias de la comunidad que participan en las diferentes actividades deportivas y programas recreativos promovidos por la institución.
Igualmente, dentro del taller se expusieron temas como el desarrollo psicomotor del ser humano, la nutrición, el comportamiento social y los excesos que se comenten en el deporte.
El capitán Eliezer Otaiza, presidente del Instituto Municipal de Deporte y Recreación, expresó que este primer taller de formación y participación va dirigido a personas de la comunidad que vienen trabajando con los gobiernos parroquiales en materia de deporte, recreación y salud.
“La idea de este taller es abordar el tema deportivo y la actividad física desde el punto de vista de la salud. No estamos hablando, únicamente, de rendimiento, capacidad, logros y objetivos, sino del efecto que eso produce sobre la sociedad, además de la efectividad mente-cuerpo de aquellas personas que hacen algún deporte”, indicó el capitán Otaiza.
Así mismo, hizo hincapié en los lineamientos establecidos por el Presidente Hugo Chávez y el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, los cuales van dirigidos hacia que el deporte sea un instrumento de distracción y recreación, para todos los ciudadanos y ciudadanas que habitan en la capital.
En virtud del “Plan de Convivencia”, proyecto que viene desarrollando el alcalde Jorge Rodríguez en conjunto con el Gobierno Nacional y Poder Popular, el capitán Eliezer Otaiza indicó que éste se está llevando a todos los rincones de Caracas con la realización de actividades recreativas, “donde prevalece el sano esparcimiento y el combate del ocio”.
“Debemos capacitar a los trabajadores y a la gente de la comunidad, para concienciarlos y educarlos referente al desempeño que deben tener al momento de realizar una actividad física. Lo importante es que haya armonía y bienestar en todos los caraqueños”, manifestó el Presidente de Imdere.
Otaiza declaró que se continuarán haciendo talleres de capacitación y orientación, para todas aquellas personas que trabajan en el área deportiva o que practican alguna actividad física. Señaló que llevarán los talleres a las escuelas, siguiendo con el “Plan de Convivencia”.
Por último, invitó a que las comunidades se involucren en las actividades recreativas y deportivas, porque la Alcaldía de Caracas creó políticas dirigidas a ellos. “Niños, niñas, jóvenes y adultos pueden participar, así como personas que tengan alguna afección o patología. Las actividades son para todas y todos los venezolanos”, dijo.
Por su parte, Iris Mata es una de las usuarias del programa de Natación Terapéutica desde hace un año. Según contó, “esta terapia fue lo que me ayudo a mejorar mi condición física y mental, después del Accidente Cerebro Vascular (ACV) que sufrí”.
Reiteró que el compañerismo, la recreación y la disciplina es lo que lo que le ha ayudado a mejorar su patología. “Es importante que cualquier persona que presente alguna afección, haga ejercicio diariamente y participe en las actividades organizadas por Imdere”.
Yolanda Medina tiene 3 años en la piscina terapéutica después de haber sufrido un ACV que le paralizó la mitad del cuerpo y le quitó el habla. Manifestó que no tiene palabras para describir lo que es la Natación Terapéutica que dan en el Círculo Militar, dirigido por el Capitán Otaiza, a través de Imdere.
“Estoy agradecida por haber ingresado a ese programa, donde se nos cuida al detalle. Tenemos instructores que se encargan de los distintos grupos según las debilidades de la persona. Hacer deporte no sólo revitaliza, sino que activa la parte espiritual y emocional”, contó Medina.
Amílcar Rus ingresó hace 6 meses a la Natación Terapéutica, después de un trasplante de riñón. Este usurario contó que llegó a las terapias en silla de rueda. “No podía estar de pie y cuando comencé me metieron a la piscina entre varias personas. Dejé la silla de rueda y puedo caminar con andadera, así como mantenerme en pié”, indicó con alegría.
Así mismo, enfatizó que los programas deportivos y recreativos organizados por Imdere “ayudan a los más necesitados”. Manifestó que quienes tengan alguna dolencia, luche por mejorarse. “En este programa de terapias, los especialistas nos tratan como deportistas y eso nos anima a continuar cada día”, concluyó Rus.