Jorge Rodríguez

Gestión

30.mar.2011 / 12:03 pm

Caracas 30 de marzo.- Con una interesante discusión sobre el rol de la mujer en la historia, la Fundación para la Cultura y las Artes de la Alcaldía de Caracas (Fundarte), dio inicio a la Cátedra Freddy Reyna, uno de los cuatro programas que integran el Sistema de Formación Permanente que adelanta esta institución en parroquias y comunidades.

La antropóloga e historiadora, Iraida Vargas, ofreció una clase magistral respecto a las luchas femeninas desde tiempos remotos. Cultores y cultoras se dieron cita en la esquina de Gradillas, donde actualmente funciona el Centro de Información y Difusión Bicentenario para conocer más acerca del tema.

Freddy Ñáñez, presidente de Fundarte, afirmó que el sistema de formación “surge en virtud de dar respuesta a las demandas de comunidades, como lo son la formación, el empoderamiento y la generación de conocimientos como herramientas de transformación de la propia realidad”.

Además explicó que la razón por la cual se inicia la cátedra debatiendo sobre el papel de la mujer en los procesos de cambio, es porque ha sido un personaje invisibilizado, incluso, por la izquierda revolucionaria.

“Si alguna experiencia transformadora ha sido soslayada, aún por nuestra propia izquierda, han sido las reivindicaciones femeninas como protagonistas de las gestas revolucionarias”.

Por su parte, Iraida Vargas, celebró la apertura de espacios para el diálogo y la construcción de una nueva subjetividad revolucionaria e inició su conferencia recordando a cada una de las mujeres cruciales en la historia venezolana.

“En la historia de Venezuela las mujeres siempre han sido protagonistas, Apacuana dirigió a Guaicaipuro y a Tiuna en la lucha contra los españoles.”

Vilma Jaspe, proveniente de la parroquia San Agustín, destacó la importancia que tiene llevar a cabo actividades culturales en espacios públicos y de manera especial en el casco central de la ciudad por cuanto constituyen el rescate de la memoria histórica.

“Este continuo recordatorio sobre movimientos sociales y políticos nos permite reconstruir el tejido social, bastante socavado por la industria del entretenimiento”.

La jornada también sirvió de antesala a lo que será próximamente la Tienda Cultural de Caracas, la cual significará un espacio para la generación de una nueva economía cultural, destinada a resaltar elementos relacionados con la historia y la cultura de Venezuela.