Jorge Rodríguez

Gestión

7.feb.2011 / 06:27 pm

Caracas, 07 de febrero de 2011.- La Alcaldía de Caracas, a través de la Superintendencia Municipal de Administración Tributaria (Sumat), sancionó a propietarios de 20 expendios de licores con el cierre de los mismos, por violación a la normativa legal vigente, que regula la autorización para la venta de bebidas alcohólicas, en la jurisdicción del Municipio Bolivariano Libertador.

El anuncio lo hizo el Superintendente Municipal Tributario, Jesús Alonso Álvarez, señalando que atendiendo a las políticas dirigidas por el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, se viene realizando operativos nocturnos de fiscalización y control en diferentes sectores de las 22 parroquias del municipio Libertador.
En esta ocasión los fiscales y auditores de la Gerencia de Fiscalización de la SUMAT, supervisaron los deberes formales y tributarios en establecimientos ubicados en Plaza Catia de la parroquia Sucre, avenidas Solano y Casanova, parroquia El Recreo, arrojando el cierre de 20 establecimientos.

Estas sanciones responden al incumpliendo del horario establecido para la venta de bebidas alcohólicas, por permitir el consumo ilegal de licor en los linderos de sus respectivos locales o por no presentar la autorización requerida para el funcionamiento como lo establece la Ordenanza Municipal, explicó Álvarez.

Estos operativos de supervisión y control se han venido realizando de manera permanente en este tipo de comercios, en particular en horas de la noche, cuando se nota más la tendencia a violar la normativa vigente en lo que refiere a horario, consumo y ventas a menores de edad, señaló el Superintendente Municipal.

Igualmente se pudo detectar que muchos de estos establecimientos comerciales no declaran sus ingresos brutos y por ende no cancelan sus impuestos municipales, en ese sentido, se procede a la sanción de cierre temporal establecido en la ordenanza vigente.

Resaltó Álvarez, que se viene trabajando en conjunto con el Servicio Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT), la Oficina Nacional Antidrogas (ONA), la Comisión Nacional de Lotería (CONALOT), el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), el Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (INPSASEL) y el Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (INDEPABIS), con el objeto de salvaguardar los derechos de los ciudadanos que laboran en los establecimientos sancionados.