Jorge Rodríguez

Campaña

29.oct.2010 / 06:13 pm

Fortaleciendo el poder popular

Fortaleciendo el poder popular

Caracas, 29 de octubre de 2010.- En la actualidad alrededor de 34 consejos comunales se encuentran ejecutando obras de 45 convenios, luego de la transferencia de recursos que desde la Alcaldía de Caracas se viene adelantando, a través de la Dirección de Obras y Fundacaracas.
La inversión alcanza un monto de más de 13 millones 700 mil bolívares, donde estos consejos comunales son ejemplo de autogestión con la ejecución de obras que comprenden: impermeabilización de techos y rehabilitación de fachadas, habilitación, construcción de casa comunal, recuperación y construcción de caminerías, escaleras, plazas, parques, canchas y casa comunal.
En los próximos días serán firmados 22 convenios más con consejos comunales de las parroquias: San José, El Recreo, La Candelaria, San Pedro, Santa Rosalía, El Valle, Macarao, Antímano, 23 de Enero y Sucre.
“En algunos de los edificios, han alcanzado un porcentaje de ejecución física por el orden del 70 % con el 50 % de los recursos financieros, de manera que allí se demuestra un manejo mucho más eficiente de la inversión de los recursos públicos cuando es la misma comunidad la que los administra, y por otra parte, el hecho de asumir la gestión comunal fortalece a la comunidad en la perspectiva de su articulación hacia la construcción de la comuna”.
Desde la Alcaldía de Caracas, se vienen promoviendo en los distintos Gabinetes de Hábitat, de los 31 Gobiernos Parroquiales, distintas alternativas de ejecución de los recursos para las obras, donde son las mismas comunidades, quienes de manera voluntaria discuten en sus asambleas el modelo de gestión a optar.
Se ha planteado como primera opción, la firma de convenio para transferencia de recursos con los consejos comunales; como segunda opción se propone la ejecución con las organizaciones productivas de construcción, bien sea cooperativas o empresas que hagan vida en la parroquia; y la tercera opción, la contratación convencional por la vía de las empresas que están inscritas en el registro de la Alcaldía.
“Es importante resaltar que son las mismas comunidades que de manera voluntaria, han decidido por la primera opción, que es la que nosotros queremos promover en función de que a partir de esta experiencia podamos ir abriendo el camino de las empresas de propiedad social directa en las comunidades para ir construyendo progresivamente un sistema a nivel municipal de producción social del hábitat apoyado técnica y financieramente pero ejecutado cada vez más por las mismas comunidades”, así lo explica José Rafael Núñez, Presidente de Fundacaracas.
Núñez, enfatiza que no es una simple transferencia de recursos a los consejos comunales, “es un convenio para ejecutar unas obras en la comunidad donde ellos se organizan para llevar adelante todo lo que implica: la procura de los materiales, la logística, la organización de las cuadrillas de trabajo de la misma comunidad y por supuesto llevar la administración de los recursos y poder entonces rendir cuentas transparentes”.
La Alcaldía de Caracas, a través de Fundacaracas brinda el apoyo técnico permanente, el equipo técnico tiene presencia en la obra y asesora todo lo correspondiente a la adquisición de los materiales y el proceso de ejecución misma.
En este sentido, José Rafael Núñez, asegura que se han obtenido resultados muy satisfactorios en poco tiempo, “en algunos casos, han alcanzado un porcentaje de ejecución física por el orden del 70 % con el 50 % de los recursos financieros, de manera que allí se demuestra un manejo mucho más eficiente de la inversión de los recursos públicos cuando es la misma comunidad la que los administra, y por otra parte, el hecho de asumir la gestión comunal fortalece a la comunidad en la perspectiva articulación hacia la construcción de la comuna”.

Acompañamiento y apoyo técnico
El equipo técnico conformado por Ana Martín y Roger Lozada, ingenieros inspectores y asesores de las obras en Casalta III, aseguran que al principio no fue fácil, por ser el proyecto piloto, por lo novedoso de la experiencia tanto para ellos como para los voceros de los consejos comunales.
Afirman que la experiencia ha sido muy buena, y que actualmente han mejorado muchísimo, ya que esta primera experiencia ha formado a los voceros de los consejos comunales en diversos aspectos. “De ahí la importancia de los talleres de rendición de cuentas, y lo acertado de que sean dictados luego de firmado el convenio”, expresa Lozada.
A través de los talleres de rendición de cuentas, Fundacaracas brinda herramientas en el área administrativa a los voceros de los consejos comunales para el manejo de los recursos que les son asignados por los distintos entes gubernamentales, para la ejecución de los trabajos en la comunidad. Dentro del taller se distinguen como elementos fundamentales los criterios de rendición de cuentas, evaluación técnica de la obra, cronograma de trabajo, contenidos del convenio y la fiscalización.
Para Ana Martín, es imprescindible el apoyo a las comunidades, “tanto en la parte técnica, como con el acompañamiento social que es fundamental, hemos crecido con la experiencia y a través de ella hemos logrado ir mejorando detalles en los convenios, que se han presentado a la hora de ponerlos en marcha, como por ejemplo la posibilidad de reinvertir los recursos excedentes para solventar otros problemas de la misma comunidad, estamos tratando de hacerlo lo mejor posible”.

La experiencia en el manejo eficiente de los recursos
Miguel Velázquez, integrante de la comunidad, participó en la impermeabilización del bloque 07 y comenta: “este trabajo se realizó con la colaboración de personas de la misma comunidad, se desmanteló, se quitó todo el material viejo que existía, se repararon las juntas y se procedió a colocar el manto de 4.2 milímetros” comentó Velázquez.
Gladys Díaz, habitante del bloque 07 e integrante del consejo comunal Auyantepuy, informó que la realización de los trabajos partió de una consulta realizada en asamblea, donde se decidió que la misma comunidad ejecutaría los trabajos para así reducir todos los gastos, “ya la obra se encuentra en 70% de avance, tratamos de ahorrar todo lo posible ese dinero, para poder solventar otros requerimientos, aquí seguiremos trabajando en beneficio de todo el colectivo”.

Madurez política
Peggi Rieda, promotora de Fundacomunal en Sucre 7, expone que en lo político ha habido mucha receptividad con la ejecución de las obras, “los conejos comunales han madurado y saben que tienen la potestad de ejecutar sus proyectos y así solventar sus problemas, como lo plantea el presidente Chávez, ahora ellos mismos buscan la solución y no esperan que se las lleven, saben lo que quieren y para donde van”.

Las Cayapas Socialistas
Este proceso de ejecución de obras por parte de los consejos comunales, parte de la realización de Cayapas Socialistas, que son obras menores que no requieren proyecto y que se llevan a cabo por trabajo voluntario, en jornadas de fines de semana que cuentan con el aporte de los materiales o de la transferencia de los recursos y el asesoramiento técnico de la Alcaldía de Caracas, a través de Fundacaracas.
Las personas que participan en esas cayapas son identificadas para una segunda fase donde ya sean obras que requieren proyecto como puede ser el mejoramiento de viviendas, por ejemplo, “lo que se hizo en el 23 Enero, donde se aportaron los materiales y se contrató la mano de obra a través de la figura de los maestros de obra de la comunidad, es decir, quienes hicieron el trabajo voluntario en las cayapas luego fueron contratados como maestros de obra y jefe de cuadrillas en lugar de contratar empresas constructoras privadas, sino que toda la inversión queda en la comunidad” comenta Héctor Rangel, Gerente de Ejecución Física de Fundacaracas.
Esto va permitiendo y creando las condiciones para pasar a una fase posterior donde son estos equipos los que constituyan las empresas de construcción comunal y se firmen los convenios directos con los consejos comunales por transferencia, ya que estos contarían con su brazo constructor constituido y formalizado.