Jorge Rodríguez

Gestión

26.oct.2010 / 10:11 am

Desorden Público

Desorden Público

Caracas, 22 de octubre de 2010.- “Tierra de nadie, ahora es tierra de todos”, con estas palabras el grupo musical Petra de Pangea, dio inicio el pasado viernes 22 de octubre, al concierto inaugural de “CulturoViernes”, la nueva propuesta cultural del Instituto Municipal para la Juventud de Caracas (IMJC), de la Alcaldía de Caracas, la cual se estará llevando a cabo todos los viernes, en la llamada Tierra de Nadie, de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

Petra de Pangea, Cooperativa Musical de Caracas y Desorden Público, fueron las tres bandas locales encargadas de llenar de alegría y sabor a los jóvenes y ucevistas que asistieron al evento.

Desorden Público, máximos exponentes del Ska en Venezuela, colmaron a todos los asistentes de buenas energías, en un show donde ofrecieron algunas de las canciones incluidas en su próxima producción discográfica, y grandes éxitos como: “Gorilón” y “La Tierra Tiembla” entre otras, fueron coreadas por los miles de jóvenes que los acompañaron hasta finalizar el concierto.

Horacio Blanco, vocalista de la agrupación indicó sentirse contento de presentar este espectáculo “muy fiestero”, donde todos tendrían cabida sin importar su posición política “Yo solamente soy un músico y quiero hacer mi trabajo y hacerlo lo mejor posible, que esa gente se divierta, la pase bien, y demostremos que dentro de la universidad hay buena energía, que todo el mundo está con la mejor disposición de respetar este patrimonio de la humanidad” resaltó.

A pesar de las adversidades

La presidenta del IMJC, Andreína Tarazón, indicó que “estas actividades apenas comienzan, pues son una iniciativa del Gobierno Bolivariano y de la Alcaldía, que tienen como objetivo fundamental, reivindicar esos espacios para la cultura y la juventud, desde las universidades”.

Tarazón, refirió como “hecho lamentable” la actitud de la Rectora de la UCV, Cecilia García Arocha, quién no firmó los permisos requeridos para el evento, alegando que se estaría violando la autonomía de esta casa de estudios, y porque tampoco estaban dadas las condiciones de seguridad para su realización.

“Yo creo que no es un delito disfrutar en la Tierra de Nadie, no estamos violando la autonomía universitaria, sino más bien estamos haciéndonos eco de la autonomía universitaria por la cual han luchado tantos jóvenes y nosotros seguimos luchando”, recalcó Tarazón.