Jorge Rodríguez

Campaña

16.jul.2010 / 08:02 pm

En representación de los 265 alcaldes de la revolución

En representación de los 265 alcaldes de la revolución

Caracas, 16 de julio de 2010.- El alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, y diferentes alcaldes y alcaldesas bolivarianas de Venezuela, se reunieron en el Palacio Municipal de Caracas, para presentar ante la opinión pública un manifiesto donde rechazan las declaraciones de la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV).
“En representación de los 265 alcaldes de la revolución, alcaldes bolivarianos, alcaldes que acompañamos y respaldamos al comandante Chávez en este esfuerzo cotidiano de construcción de la patria grande, vamos a leer un comunicado de los alcaldes bolivarianos en repudio a las declaraciones de Urosa Sabino y de la CEV”, expresó Rodríguez.
El manifiesto leído por el Alcalde de Caracas, en su primer párrafo señala lo siguiente:
“No puede extrañarnos la conducta asumida por parte del Cardenal Urosa Sabino y otros obispos de la CEV, en contra del Gobierno Constitucional. La histórica adhesión a los sectores más poderosos del planeta compromete a la cúpula de la Iglesia de cara a las próximas elecciones parlamentarias, con la sedición apátrida. Sin asombro pero sí con mucha indignación los Alcaldes Bolivarianos denunciamos públicamente la campaña de descrédito orquestada desde la alta jerarquía eclesiástica, pues ésta constituye un plan para desconocer nuevamente la voluntad democrática del pueblo venezolano y a sus instituciones”.
Asimismo, los alcaldes y alcaldesas bolivarianas del país hicieron un recorrido por sucesos en los que participó la iglesia, “En los tiempos de Gual y España, la violación del secreto de confesión delató las insurrecciones pre-independentistas, provocando el asesinato en masa de hombres y mujeres comprometidos con la causa patriótica. (…) Más tarde la excomunión de Miranda en 1806 por parte del Monseñor Hernández Milanés, obispo de Mérida, y el anatema explícito contra quien leyera las proclamas independentistas, son ejemplos de una jerarquía pro- monárquica que hasta nuestros días se mantiene firme contra los intereses de un pueblo entero. En la misma coyuntura de 1812 el Libertador Simón Bolívar denunciaba a la misma casta eclesiástica de propiciar la guerra civil para hundir en el caos a la República”.
De igual forma, en el documento se hace un llamado de alerta al país, “sabemos que las declaraciones de Urosa Sabino y de la cúpula Episcopal no son sino la punta del Iceberg de la conspiración. La desesperación frente a la derrota que recibirán en las elecciones parlamentarias del 26 de septiembre los obliga a desempolvar el guión desestabilizador; un guión que nos hace mirar necesariamente a los lamentables sucesos del Golpe de Estado de abril de 2002″.
En su lectura Jorge Rodríguez recaló la diferencia entre “esta cúpula fascista y nuestros curas del pueblo, esos que regados por nuestras parroquias, pueblos y ciudades, nos acompañan en la construcción cotidiana de la patria grande. Para el Gobierno Venezolano, cuyos valores residen en la inclusión y la participación de todos y todas por igual, en la preponderancia del ser humano; la iglesia es y será siempre el pueblo soberano. En él confiamos y a él nos debemos, pues su voz traduce la fuerza inexpugnable de nuestras luchas libertarias”.

El mandatario municipal dijo que estas declaraciones son el inicio de una nueva escalada desestabilizadora que obedece a la desesperación que sienten porque no tienen líderes políticos, “como no han logrado ni siquiera una cierta coherencia en el planteamiento oposicionista, pues recurren a los políticos con sotana, nosotros le decimos que en democracia los políticos se miden en elecciones y si alguno de estos sacerdotes de la cúpula eclesiástica quieren participar en los eventos electorales pues que no recurran a expedientes dictatoriales, que se cuenten, que vallan, que busquen los votos de la gente y veamos si el pueblo venezolano los respaldaría en sus posiciones conspirativas”.
El manifiesto será entregado al Nuncio Apostólico y a la CEV, “principalmente queremos comunicarnos con todo el pueblo venezolano y decir el repudio unánime de los alcaldes bolivarianos, de los alcaldes revolucionarios a los intentos de sembrar nuevamente la angustia en esta patria venezolana”, concluyó Rodríguez.