Jorge Rodríguez

Campaña

16.may.2010 / 02:45 pm

La fiscalización se extenderá a los 3 mil establecimientos que expenden licores en el municipio

La fiscalización se extenderá en 3 mil licorerías del municipio

Luego de una serie de informaciones publicadas por algunos medios privados, con respecto a la venta de licores en el municipio Libertador, el Alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, informó que fueron revocados los permisos de 48 licorerías por incumplimiento de la Ordenanza Municipal.
Indicó que esta medida de inspección y supervisión se extenderá a los 3 mil establecimientos que expenden licores en el municipio.
“De la excesiva cantidad de venta de licores en Caracas, 48 de ellos se encontraban cerca de instituciones educativas, generaban alteraciones del orden público, además vendían licor fuera del horario establecido hasta las 9 de la noche”, divulgó.
Además señaló que estos locales también permitían el consumo de licor en calles aledañas, por lo que se revocó el permiso para el expendio.
“Todos estos factores transgreden la ordenanza municipal y en consecuencia actuamos”, enfatizó el mandatario municipal.
De esta manera anunció que revocarán los permisos de venta a quienes incumplan la norma ya que “se trata de poner orden en la ciudad de caracas.

Permisologia correspondiente
El otorgamiento de permisos y demás procedimientos referidos al expendio de licores en el municipio Libertador es competencia de la Alcaldía de Caracas desde el año 2005. Así lo indicó, Carlos Salas, máxima autoridad de la Sumat.
Refirió que anteriormente esa tarea estaba delegada al Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat), pero con la reforma hecha a la Ley de Alcohol y Especies Alcohólicas esa labor fue encomendada al organismo municipal, según se establece en el artículo 46.
La Ordenanza de Alcohol y Especies Alcohólicas indica los estatutos referidos a la venta de bebidas alcohólicas en el municipio Libertador, Caracas.
De acuerdo con el artículo 23, los establecimientos donde se comercialicen bebidas alcohólicas, deberán guardar una distancia mínima de 200 metros de institutos educacionales, centros de salud, correccionales de protección de niños, niñas o adolescentes, iglesias y cuarteles. El artículo 34 de la ordenanza prohíbe la venta ambulante de las sustancias.