Jorge Rodríguez

Gestión

12.abr.2010 / 05:18 pm

Exposición fotogrñafica en PLaza Bolívar

Fotografías del 11 de abril en Plaza Bolívar

La Alcaldía de Caracas, a través del Instituto Municipal para la Juventud de Caracas (IMJC), y el Centro Nacional de Fotografía, realizan el Foto Foro y la exposición fotográfica “Fotografía y Memoria de Abril”, en la Plaza Bolívar de Caracas, desde el 10 al 17 de abril, para luego ser llevada en una gira educativa por distintos liceos y escuelas capitalinas.

El acto inicio con las palabras del ciudadano, Luis González, representante del Centro Nacional de Fotografías y la ciudadana, Yekuna Martínez, representante del IMJC. La ponencia estuvo a cargo del director de Participación Comunitaria, Eduardo Piñates, el fotógrafo Francisco Baptista y el profesor Soto Rojas.

Este material inédito de los seis fotógrafos de la Agencia Bolivariana de Noticias (ABN), Francisco Batista, Enrique Hernández, Wendy Olivos, ángel Corao, Mikel Torcac y Egilda Gómez refleja los hechos del 11 de abril de 2002, recuerdan el día en que el pueblo de Venezuela salió a la calle para defender la soberanía nacional y consolidar el proceso de transformación social.

Los fotoperiodistas, a través de sus lentes, nos traen a la memoria imágenes de una verdad que, por su valor documental, resulta comprometedor olvidar. Las fotos de un golpe de Estado, las imágenes de un pueblo bravo y heroico, se mezclan en la memoria de un abril que reclama el viejo oficio de pensar con la fotografía como estrategia colectiva para elevar nuestro nivel de conciencia social y de las nuevas generaciones.

La valiosa documentación grafica hoy permite saber que la operación de los golpistas imposibilitó que la marcha fuera interrumpida por los cuerpos de seguridad en su largo recorrido de varios kilómetros entre Chuao y el centro de Caracas, y que la Guardia Nacional sólo pudo actuar cuando los manifestantes prácticamente estaban a una cuadra del Palacio de Gobierno.

Los retratos como fuentes de información e investigación histórica detallan concentraciones de hombres y mujeres en calles contiguas a Miraflores dispuestos a ofrecer sus vidas para defender un proceso de cambio político iniciado en febrero de 1999.

Gracias a las fotografías de los sucesos en Puente Llaguno y la avenida Baralt, podemos conocer como cientos de bolivarianos que se encontraban en esa avenida la abandonan, huyendo de los disparos que la Policía Metropolitana (PM) emitía desde las esquinas aledañas al puente y desde los vehículos blindados.

Debido a esto varios bolivarianos trasladan a compañeros muertos y heridos del puente Llaguno, y otros resuelven responder al fuego para defenderse de la PM, quedando demostrada la veracidad de los hechos (a través de sus imágenes reales), y no como fueron presentadas por los medios de comunicación adeptos al golpe de Estado.

La idea de conmemorar con la fotografía, y de historiar con las imágenes resulta pertinente en estas gráficas donde la temática gira en torno al valor de lo documental y la memoria.