Jorge Rodríguez

Campaña

27.feb.2009 / 11:39 am / 1 Comentario

Caracas, 27 de febrero.- La explotación, exclusión, corrupción y abandono fueron las causas fundamentales que sumergieron al país en una crisis económica, política y social que hizo detonar el 27 de febrero de 1989 una sorpresiva manifestación popular que históricamente se conoce como “El Caracazo”.
Los venezolanos reaccionaron ante un conjunto de políticas, accionadas durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez, entre las que destacó la subida del precio de la gasolina, estas medidas enmarcadas dentro del paquete de corte neoliberal coordinado por el Fondo Monetario Internacional (FMI).
Las medidas impuesta por cúpulas económicas para hacer frente a la crisis que afectaba al país, generó hechos en el país, que se manifestó en una intensa rebelión popular.
Estas acciones, en las que la gente salió a la calle, no fueron dirigidas por organizaciones partidistas o de otro tipo, fue el accionar voluntario del pueblo por una vida digna y mejoras sociales.
La magnitud del hecho, que generó un considerable número de heridos y pérdidas de hombres y mujeres, estremeció a la sociedad venezolana e impactó a la opinión pública internacional.
El 27 de febrero de 1989 abrió el camino para los cambios jurídicos que permitirían más tarde establecer un verdadero sistema de DDHH. Hasta entonces no existían ni la Defensoría del Pueblo, ni el Poder Ciudadano, ni diversas instituciones en defensa de las garantías, que se crearon a partir de la aprobación popular de la actual Constitución Bolivariana.
Hoy los venezolanos conmemoran 20 años del inicio de la Revolución Bolivariana y de la lucha contra el imperialismo que actualmente sostienen los pueblos de América.

 

Comentarios

21.feb.2013 10:00 am
Mari (Aragua) dijo:

Cheers pal. I do apprceaite the writing.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.